Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Regantes de l'Alcudia piden que se elimine el IBI urbano en las parcelas rústicas

Integrantes de la Comunidad de Regantes de Chinchilla de l'Alcudia han reclamado al Ayuntamiento de l'Alcudia elimine el pago de IBI urbana a las parcelas agrícolas calificadas como urbanizables, como ha hecho recientemente el Ayuntamiento de Sueca, en un acuerdo que ha contado con el apoyo de todos los grupos políticos. Carcaixent, Carlet y otros municipios también están rebajando la presión fiscal a este tipo de parcelas, aseguran los regantes.

Recientemente se celebró una reunión en la que se ofreció información sobre el proyecto de instalación del riego por goteo en una zona de unas 2.000 hanegadas, 1.100 de ellas en Carlet —rústicas y convertidas a goteo en su mayoría— y 900 en l'Alcudia, a ambos lados de la carretera que une estas dos localidades. El coste estimado es de 1,1 millones de euros para colocar la red general de distribución.

Pero, las 900 hanegadas situadas en l'Alcudia se quedaron fuera de los planes de modernizaron de riegos de la Acequia Real del Júcar, porque estaban calificadas como urbanizables. Pero nunca se urbanizaron. Ahora, con la crisis, los propietarios de estas 900 hanegadas tienen que hacerse cargo del 100% de la modernización, sin contar con las ayudas que han recibido sus vecinos estos años pasados.

La conversión a goteo es necesaria para hacer viable el cultivo y, de no llevarse a cabo, el sector acabará abandonado, ya que la Comunidad de Regantes de Chinchilla en l'Alcudia no puede mantener por mucho tiempo el riego a manta, sólo en este sector, mientras el resto del término está ya a goteo.

Compartir el artículo

stats