Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fortaleny incentiva los nacimientos con ayudas de 100 y 150 euros

Los padres han de figurar en el padrón al menos cuatro años y el niño vivir al menos dos años en el pueblo - La subvenciones se tienen que gastar en productos para bebés en el municipio

Fortaleny incentiva los nacimientos con ayudas de 100 y 150 euros

Fortaleny incentiva los nacimientos con ayudas de 100 y 150 euros

Son malos tiempos para tener niños. Las vicisitudes económicas no ayudan a formar familias numerosas y son muchas las localidades pequeñas que sufren las consecuencias. Los habitantes envejecen y el padrón se reduce en la medida que marca el curso natural de la vida. Por eso, hay ayuntamientos que aprovechan la más mínima posibilidad o el resquicio más pequeño para premiar a las familias que ayuden a estabilizar demográficamente la población. Es el caso de Fortaleny, que ha decicido otorgar ayudas a la natalidad de 100 y 150 euros a los padres y madres que hayan tenido hijos o hijas desde el 1 de enero de 2016.

Según explicó ayer la alcaldesa, Juani Clos, «se venía observando un cierto incremento de nacimientos en los últimos años y el ayuntamiento quería tener un pequeño detalle con esas familias». No obstante, lo cierto es que según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y recogidos por Levante-EMV hace un mes, la población de Fortaleny a 1 de enero 2016 era de 1.021 personas. De ese millar de habitantes, un 20,1 % eran mayores de 65 años, mientras que el núcleo de vecinos menores de 4 años era casi idéntico al de mayores de 85, un 2,6 y un 2,4 %, respectivamente. Esas cifras, como ocurre en muchas poblaciones pequeñas tanto de la comarca como del resto del territorio nacional, dibujan una pirámide poblacional insosteniblecon muchos más jubilados que niños.

Pero los incentivos a los nacimientos también implican apoyo al comercio local. «Los vecinos que reciban la ayuda tendrán que gastarla en la farmacia, adquiriendo productos para bebés como biberones, pañales, chupetes y demás utensilios y productos propios de los bebés; después la dueña del establecimiento pasará la factura al ayuntamiento, que se hará cargo del gasto», precisa Clos, quien reconoce que más que una subvención al fomento de la natalidad propiamente dicha «es un detalle con las familias, que se alegran de recibir una cantidad extra, por pequeña que sea».

Familias numerosas

Las ayudas que concede el Ayuntamiento de Fortaleny por cada nacimiento quedan lejos del famoso cheque-bebé que ofreció el Gobierno socialista de Zapatero, cuyo gobierno otorgó 2.500 euros de prestación. La contribución del pequeño municipio de la Ribera Baixa se adapta a las posibilidades de un pueblo de un millar de habitantes. De este modo, las ayudas se dividen en dos tipos. Se otorgan 150 euros a las familias numerosas, mientras que se dan cien a los padres que tengan un hijo y no entren dentro del criterio especial.

Entre los requisitos establecidos por el ayuntamiento para optar a la ayuda se encuentra que los progenitores deben estar empadronados en Fortaleny con una antigüedad mínima de cuatro años en el momento de presentar la solicitud. Igualmente, el hijo tendrá que registrarse en el padrón de habitantes de la localidad y mantenerse en él durante, al menos, los dos años siguientes al nacimiento.

Para optar a esta ayuda, simplemente hay que acreditar los requisitos mediante fotocopias tanto del Documento Nacional de Identidad como del Libro de Familia. Se pueden beneficiar de la misma tanto las familias que den a luz a un hijo como que lo adopten. Igualmente, los casos de núcleos monoparentales también se encuentran incluidos entre los posibles candidatos a obtener la cuantía económica. Según se refleja en la ordenanza publicada por el BOP, se contempla que se pueda denegar la subvención si los padres han estado privados de la patria potestad de sus hijos.

«Al final se trata de dinamizar tanto el pueblo como, en este caso, un comercio que normalmente no se beneficia de otras actuaciones y la intención del ayuntamiento es mantener esta ayuda siempre que sea posible y teniendo en cuenta el estado de las arcas municipales», sentencia Clos.

Compartir el artículo

stats