03 de mayo de 2018
03.05.2018

Manuel aporta un primer tramo al lento desarrollo de las vías verdes para ciclistas

El ayuntamiento inaugura una fase inicial del camino natural que se integrará en la conexión que proyecta la conselleria entre la Pobla y Xàtiva

02.05.2018 | 23:06
Vista del tramo recuperado como vía verde en Manuel.

La red de vías verdes que pretende contribuir a vertebrar la Ribera y conectarla con comarcas vecinas avanza, aunque lentamente, paso a paso. Manuel inauguró ayer la transformación de un primer tramo de la antigua línea del ferrocarril en un camino verde para peatones y ciclistas, que formará parte del trazado diseñado por la conselleria entre la Pobla Llarga y Xàtiva. Se trata de una primera fase de apenas 300 metros lineales que, no obstante, permite visualizar una antigua aspiración de un pueblo históricamente dividido por las vías del tren. La construcción de la variante ferroviaria dejó abandonado un trazado interior que se acabó convirtiendo en una especie de basurero y un problema para los vecinos. El ayuntamiento ya ha iniciado las obras de la segunda fase para ampliar este itinerario.

Este camino natural de Manuel se suma al primer tramo de la vía verde inaugurado en noviembre en la Barraca d'Aigües Vives, que forma parte del proyecto de recuperación del antiguo trazado del «trenet» entre Carcaixent y Tavernes. El itinerario recuperado es de un kilómetro.

El colectivo La Ribera en Bici-Ecologistes en Acció aplaudió ayer ambas iniciativas, pero advirtió de que se trata de pequeños tramos de unas vías verdes bastante más amplias -once kilómetros en el caso de la que atraviesa Manuel y 21 en la que comunicará la Ribera y la Safor hasta Tavernes- y alertó del riesgo de que estas actuaciones se eternicen, mientras lamentaba la falta de inversión por parte del Gobierno central. «Con lo que cuesta un solo kilómetro de AVE se podrían hacer la vía verde entre la Pobla y Xàtiva, la vía verde Ribera-Safor, el Camí del Xúquer y el Pont de Fortaleny durante lo que queda de legislatura», señaló el colectivo, que reclamó un cambio de mentalidad en la política de transportes.

La vicepresidenta de la diputación, Maria Josep Amigó, participó ayer en la inauguración del primer tramo de la vía verde de Manuel y destacó el apoyo que ha ofrecido la corporación provincial, con una aportación de 184.000 euros procedentes de los Planes Provinciales de Obras y Servicios de 2016 y 2017.

En el caso de la vía verde entre Carcaixent y Tavernes, la Conselleria de Obras Públicas y Vertebración del Territorio anunció una inversión de 750.000 euros durante el presente año para habilitar otros 5,4 kilómetros. Por otra parte, cabe señalar que le Ayuntamiento de Alzira tenía previsto aprobar ayer en el pleno un convenio de colaboración con el Consorcio de la Ribera y la Entidad Local Menor de la Barraca para inyectar otros 210.000 euros al proyecto en dos años. El ente comarcal asumirá el grueso (140.000 euros) mientras que los ayuntamientos se comprometen a aportar 35.000 euros cada uno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook