17 de abril de 2019
17.04.2019

Colectivos feministas critican el apoyo de Compromís al exalcalde de Catadau

Consideran que el «silencio político» es «cómplice de la violencia contra las mujeres» y exigen a la formación que asuma responsabilidades

16.04.2019 | 21:57

«Perdona las molestias, nos están asesinando». Este es uno de los lemas feministas y es también fiel reflejo de lo que siente el colectivo tras el caso de Rosana Bisbal, la joven que fue apuñalada 16 veces por su marido. Que no muriera fue un milagro. De hecho, los expertos aseguran que «no está muerta porque su agresor pensó que la había matado». Pero Rosana sobrevivió y el alcalde de su pueblo escribió una carta de apoyo para que a su agresor le redujeran la orden de alejamiento (de 500 a 100 metros) en los permisos penitenciarios. Sin embargo, «esto no es por el caso de Rosana. Esto es por todas las víctimas. Las muertas y las vivas. Y no es contra un partido político. Es contra todos los que han guardado y guardan silencio».

Por ello, en relación a esa carta de apoyo que escribió Manolo Bono –exalcalde por el PSPV en Catadau y que ha sido expulsado del partido tras la presión mediática– desde algunos colectivos feministas quieren denunciar varias cosas. Para empezar que «los cargos políticos de Compromís en Catadau, de la Mancomunitat de la Ribera y de la Mancomunitat del Marquesado todavía no han dado respuesta, casi tres meses después de recibir la carta de auxilio que la víctima envió a todas estas organizaciones». Para continuar, que «ninguna persona de la coalición de Compromís, ni la municipal, ni comarcal, ni autonómica, ha pedido disculpas públicas a la víctima ni ha asumido ninguna responsabilidad después de estallar este escándalo a los medios de comunicación el jueves 11 de abril». Y por último, que «Hèctor Roig, el alcalde de Catadau por Compromís no ha condenado el apoyo de Manolo Bono a un agresor, con quien comparte la alcaldía, ni ha asumido ninguna responsabilidad».

Por todo ello, el colectivo feminista que apoya a esta víctima –y a todas las demás ya que «este no es un tema de Rosana, ni solo por Rosana»– exige que la coalición Compromís, la Mancomunitat de la Ribera y la Mancomunitat del Marquesat pidan disculpas públicas a la víctima y que condenen públicamente las violencias machistas y la actuación de Manolo Bono.

Lo cierto es que ayer, tras la reunión con la víctima, el alcalde Roig aseguró que emitiría un escrito a título personal pidiendo disculpas por no haber reaccionado cuando Bisbal se dirigió a todos los grupos.

«Exigimos que se comprometan a apoyar a todas las víctimas de violencia de género de sus municipios, incluida Rosana. Exigimos que el alcalde Hèctor Roig pida perdón públicamente por no haber actuado y por su silencio con el espaldarazo de Manolo Bono a un agresor. Exigimos que asuma responsabilidades y establezca medidas para proteger a las víctimas de violencia machista en el municipio. Vuestro silencio es cómplice de la violencia contra las mujeres. Porque el machismo no atiende a colores de partido, condenaremos todo acto de violencia machista institucional». Y es que «perdona las molestias, nos están asesinando».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas