23 de abril de 2019
23.04.2019
Levante-emv

Dos ribereños adaptan la novela del Tirant para acercarla a los niños

Almussafes acoge la presentación del libro infantil elaborado por Salvador Vendrell y Oreto Cruzà

22.04.2019 | 22:41

Una de las obras valencianas más internacionales cuanta con una nueva versión infantil gracias al trabajo realizado por dos ribereños. La editorial Onada Edicions presentó en Almussafes una versión de Tirant lo Blanc adaptada al público infantil por Salvador Vendrell que contiene 20 ilustraciones realizadas por la artista Oreto Cruzà. El acto, que se desarrolló en la sala de conferencias dentro de las actividades programadas por el ayuntamiento para conmemorar la XXXIII Semana del Libro, contó con la presencia de los responsables de esta nueva edición, así como con la del escritor de Alginet Àlan Greus.

Durante el acto, Vendrell aseguró que el Tirant lo Blanc «es uno de nuestros símbolos de la literatura» y que «deberíamos conocerlo y reivindicarlo», al tiempo que lamentó que no se estudie al autor ni a Ausiàs March en ciudades como Madrid o Zaragoza. Esta edición, que contiene los cinco escenarios y cuenta toda la historia, pero adaptada a un público infantil, está pensada «para leer en familia» y se ha publicado también en formato bolsillo tanto en valenciano como en inglés para que pueda ser leída en los centros educativos.


«Meditada selección»

Además del texto, en este «Tirant», dirigido al público de a partir de los nueve años, destaca especialmente la parte visual. La pintora alcudiana Oreto Cruzà ha sido la encargada de poner imagen a la historia. «Tenemos que conectar con los pequeños. Un cuento ha de tener un buen texto y ser visualmente atractivo. Somos fabricantes de ideas. Las nuevas tecnologías nos facilitan mucho las cosas, pero tenemos que llenar sus cerebros de ideas», destacó.

En la presentación también estuvo presente el escritor de Alginet Àlan Greus, quien aseveró que adaptar un clásico literario como este «es muy difícil, por la cantidad de versiones que hay, por el carácter colosal de la obra y por tratarse de un texto del siglo XV», lo que hace que «la selección de los fragmentos tiene que ser muy meditada». En su opinión, «tratada para la infancia, la dificultad es mucho mayor».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook