Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La mosca negra permanece con una población mínima

La mosca negra, que en la Ribera se reproduce en el río Xúquer y sus afluentes, no depende tanto de la llegada de las lluvias. Después del tratamiento aéreo de julio, con una eficacia estimada en la eliminación de larvas del 90 %, Lokímica sigue trabajando en 70 puntos específicos de todo el cauce, y asegura que la población es baja.

De cara a los próximos meses, para establecer el control de la mosca están estudiando la posibilidad de realizar varios tratamientos aéreos al año, siguiendo el ejemplo de lo que hacen en el río Ebro, y de controlar la vegetación para vigilar las zonas de reproducción. Dos vías con las que completar los tratamientos rutinarios y que no se reproduzca la crisis de este año.

Compartir el artículo

stats