Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La gripe aún mataba hace un siglo

? La epidemia de 1918 causó uno de cada cinco fallecimientos en Alzira ? La mortalidad se triplicó durante los meses de otoño ? El mayor impacto lo sufrieron vecinos de 20 a 39 años

La actual plaza Mayor de Alzira hace un siglo.

La actual plaza Mayor de Alzira hace un siglo. archivo foto-cine gonzález

Al menos, eso es lo que se desprende del estudio sobre «L'epidèmia de grip o 'cucaratxa' a Alzira (1915-1920)» realizado por los médicos alcireños Guillem Lera Calatayud y Guillem Lera Perales y editado en el libro «Biografies mèdiques, sanitat municipal, educació sanitària i epidèmies a la Ribera del Xúquer durant el segle XX», impulsado por el historiador Carmel Ferragud.

Según los autores, la pandemia se extendió a España en tres oleadas. «La epidemia empieza en el centro de la península Ibérica (Madrid, Cuenca, Toledo y Salamanca), y desde ese foco central se extiende al resto del Estado, de manera que todo el territorio pasufrió los efectos de la gripe». Duró dos meses. «En la segunda oleada se produjo un claro aumento de la mortalidad por gripe en las provincias de Tarragona, Castelló y Murcia. En octubre llegó con mayor virulencia, siendo el país de los valencianos uno de los más afectados. Finalmente, la tercera oleada, entre enero y junio de 1919, fue menos letal», añaden.

Para conocer el impacto en Alzira, los autores estudiaron los registros de defunciones, nacimientos y matrimonios así como las actas de los plenos municipales y de la junta de sanidad entre 1915 y 1921. Los datos demográficos ponen de manifiesto una ligera reducción de la población, ya que en 1915 la capital ribereña contaba con 21.790 habitantes mientras que en 1920 eran 20.839. Pese a ello, los autores minimizan el impacto de la pandemia en Alzira: «Si analizamos las cifras de mortalidad entre 1915 y 1920, observamos que la media anual es de 433 defunciones al año, mientras que en 1918 fallecieron 438». Una cifra que no desentona con la tónica de la época. De hecho, la tasa de mortalidad bruta de Alzira en aquel año (21,01 %) fue más reducida que, por ejemplo, Algemesí (28,4 %), Sollana (31,7 %), Sueca (32, 4%) o Alicante (36,58 %).

Pese a ello, el impacto de la pandemia en Alzira se notó. «Durante octubre y noviembre se duplicó e incluso triplicó la mortalidad general respecto a años anteriores. Se corresponde con la segunda oleada de la pandemia. Sólo en esos meses de otoño se produjeron un 33,47 % de todas los muertes de aquel año, mientras que estos meses del trienio 1915-17 representaban el 15,71 % de todas las muertes», detallan los Lera. Asimismo, en 1918 hubo un incremento de la mortalidad en el grupo de edad de entre 20 y 39 años, sobre el que más impacto tuvo la pandemia. De hecho, de las 161 defunciones que los autores atribuyen a la gripe, 81 la mitad se corresponden con personas de dicho grupo de edad.

Los Lera señalan que la pandemia tuvo «escasa importancia oficial». Los textos consultados por los autores se limitan a llamamientos que instan a no dar la voz de alarma y a «acallar y desmentir rumores» sobre la enfermedad.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats