03 de diciembre de 2019
03.12.2019

Intensa lluvia tras un mes seco

La Casella marca el registro más alto de la C. Valenciana con más de 220 l/m2 en apenas 18 horas El temporal provoca un desprendimiento en la torre musulmana de planta octogonal de Cullera

02.12.2019 | 22:42

La estación meteorológica de la Casella ( Alzira) marcó ayer, en la primera jornada del episodio de inestabilidad provocado por una DANA o gota fría situada en Marruecos, el registro de lluvia más alto de la Comunitat Valenciana con 224 l/m2 en apenas 18 horas tras un mes de noviembre realmente seco en el que este observatorio de Avamet apenas había contabilizado 17,2 l/m2. La orografía y la orientación del viento propiciaron los mayores acumulados de lluvia en la Ribera en el entorno de la Serra de Corbera ya que, por detrás del registro de la Casella, aparecen los casi 143 litros de la Murta, 139,4 en la Barraca d'Aigües Vives o los 122 l/m2 de Favara. Más lejos de este núcleo montañoso destacan los 125,7 l/m2 que se recogido por la tarde en la playa de Sant Antoni de Cullera, municipio donde la intensidad de las lluvias provocó un desprendimiento en la parte este de la torre octogonal situada en la ladera del castillo.

Se trata de una de las torres musulmanas, en este caso almohade cuya cronología se sitúa entre los siglos XII y XIII, que formaban parte de las murallas del primitivo castillo. El desprendimiento afectó a la torre restaurada en 2010 y, según la primera inspección ocular, podría haber sido provocado por una filtración de agua, a pesar que en su día se contemplaron los oportunos sistemas de drenaje. Pese a la proximidad al casco urbano, el desprendimiento no afectó a las viviendas más cercanas.

Fue posiblemente el percance más reseñable ocasionado en la Ribera por el temporal, que a primera hora de la tarde también obligaba a cortar la carretera rural que comunica Sueca con el Mareny de Vilches de forma preventiva, en Alzira se cerraba ya por la mañana el Camí dels Pescadors, en el que confluyen diversos barrancos de la vertiente este, la Travessia de l'Hort de Bru, que cruza el Barranc de l'Estret, así como algunos caminos en la zona del Forn de Carrascosa.


Rescate en Alzira

La acumulación de agua derribaba un muro en los accesos al paraje de la Murta, que el ayuntamiento cerró de forma preventiva, lo mismo que hizo en el paraje de la Casella. Los bomberos ayudaron a salir con una escalera extensible apoyada sobre el cajero de un barranco a una mujer que quería abandonar una vivienda de la partida de Fracà ubicada en la la confluencia de l'Estret y el Casella, y en la que el propietario decidió quedarse pese estar en ese momento aislado. En Carcaixent también se cortó por seguridad el denominado badén de Biosca y la travesía Muntanya desde el Camí del Rajolar al camino empedrado del cementerio.

Cabe señalar que los 224 litros recogidos en la Casella multiplican por más de cuatro el acumulado en la estación del Ayuntamiento de Alzira, dentro del casco urbano, donde el pluviómetro únicamente computaba 51,6 l/m2 en el mismo período de tiempo, mientras que en el parque de l'Alquenència se recogían 66,6. El meteorólogo Jovi Esteve, que gestiona la red de observatorios Inforatge, destacó que la orografía de la Sierra de Corbera y el viento de componente marítima habían propiciado los llamativos registros en el valle de la Casella. Esteve señaló que la inestabilidad, que se redujo por la tarde, volverá a aumentar a partir del mediodía de hoy se prolongará durante las próximas 24 horas. «Es una situación delicada, pero no explosiva porque el mar, aunque está dos grados por encima de lo que debería, no está tan caliente como en septiembre u octubre», indicó el meteorólogo, mientras alertaba del «durísimo» termporal de mar que se prevé.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook