Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tradiciones

El Gobierno avala convertir la "maerà" de Antella en Patrimonio de la Humanidad

El Ministerio de Cultura gestiona la inclusión de España en una candidatura internacional para que la Unesco proteja la práctica ancestral del transporte de madera a través de cauces fluviales utilizada en diferentes países de Europa

El Gobierno avala convertir la "maerà" de Antella en Patrimonio de la Humanidad

El Ministerio de Cultura ha recogido la petición de la Associació Cultural de Maeros del Xúquer y de otras agrupaciones que mantienen viva la tradición milenaria del transporte de madera por cauces fluviales en Castilla-La Mancha, Cataluña, Aragón y Navarra para que España se integre en la candidatura internacional que aspira a proteger esta práctica con la declaración de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Así se desprende de la misiva remitida por el director general de Bellas Artes, Román Fernández-Baca, a la asociación de «maeros» de Antella, en la que informa de que su departamento ha iniciado las gestiones pertinentes con Polonia, estado que ha impulsado la candidatura, «para trabajar en el expediente». Fernández-Baca señala en la misiva que el objetivo principal de esta candidatura es la salvaguarda del oficio de nabatero, balsero, ganchero, raier o «maero» -esta última acepción es la que se utiliza en Antella- que se realiza en diferentes cuencas fluviales de distintos países europeos «teniendo una gran importancia en el traslado de bienes y el comercio de zonas rurales». Paralelamente, las gestiones realizadas por la asociación local propiciaron que el Ayuntamiento de Antella aprobara el miércoles, por unanimidad, una resolución de apoyo para que la fiesta de la «maerà» forme parte de la candidatura multinacional del Transporte Fluvial de Madera en Europa (Timber Rafting in Europe) y pueda inscribirse en la Lista Representativa del Patrimonio cultural Inmaterial de la Unesco.

El presidente de la Associació Cultural de Maeros del Xúquer, Leo Part, destacó ayer que el hecho de que la presentación de esta candidatura se haya aplazado al año 2021 cuando inicialmente estaba previsto elevarla a la Unesco en 2020 amplía las expectativas de que España se pueda integrar y, tras mostrar su satisfacción por el respaldo recibido tanto por parte del ministerio como del Ayuntamiento de Antella, no dudó en señalar que «vamos a por todas». Cabe señalar que la resolución aprobada por el consistorio también emplaza a la Generalitat Valenciana a mostrar su respaldo a esta iniciativa y solicita a la dirección general de Cultura y Patrimonio que inicie los trámites necesarios para que la «maerà» de Antella sea incluida en el Inventario General del Patrimonio Cultural Valenciano.

Reconocimiento oficial

La asociación de Maeros del Xúquer busca el reconocimiento de las Administraciones ya que es un requisito necesario para entrar en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, a través de las diferentes figuras que utiliza cada país. De momento, sólo Alemania, Austria, Polonia, la República Checa y Letonia cumplen este requisito.

La conducción de troncos por el cauce del Xúquer está documentada desde el siglo XII e incluso cuando en el siglo XIII se construyó el azud de la Acequia Real se estableció que se debía dejar un paso tanto para embarcaciones «como para la madera que baja por el río». La práctica, según relata la documentación recopilada por la asociación de Antella, se mantuvo hasta el siglo XX, cuando el transporte de troncos por vía fluvial fue sustituido progresivamente por el ferrocarril y, posteriormente, por el transporte por carretera. La construcción de la presa de Tous supuso el punto y final de este sistema de transporte a finales de los años sesenta.

Compartir el artículo

stats