Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Política

La Ribera toma el mando de la nueva dirección provincial del PP

El alcalde de Gavarda, Vicent Mompó, tendrá a la exalcaldesa de Alzira, Elena Bastidas, como secretaria general Confía el área de Tesorería a la máxima autoridad de Benimodo, Paco Teruel

La Ribera toma el mando de la nueva dirección provincial del PP

La Ribera toma el mando de la nueva dirección provincial del PP

Tres nombres muy arraigados al Xúquer encabezan la nueva dirección provincial del Partido Popular. Vicent Mompó (Gavarda), Elena Bastidas (Alzira) y Paco Teruel (Benimodo). Los políticos de la comarca tendrán, por tanto, una gran influencia en el devenir de un partido que, en la actualidad, no gobierna ninguna de las grandes ciudades de la Ribera.

Mompó ha pasado de dirigir al extinto Tous en los campos de fútbol de la Regional Preferente a encabezar el Partido Popular de la provincia de València. El joven político se consideraba desde hace años como un valor en alza para la marca popular. Desde el año 2011, ostenta la alcaldía de Gavarda, una pequeña localidad que supera por poco el millar de habitantes. Un hecho que, por otra parte, no le ha impedido escalar hacia los puestos más altos del partido.

Su posicionamiento centrado le ha convertido en el perfil idóneo para obtener el apoyo masivo de sus compañeros de partido (obtuvo el 98 % de los votos en el congreso provincial). Su cercanía y carcácter empático le han valido para obtener casi el 70 % de los sufragios en las últimas elecciones municipales. Valores que tendrá que utilizar para poner de acuerdo a las distintas corrientes surgidas en el interior del partido durante los últimos años. Trabajar por la unión de una formación desgastada con el paso del tiempo y relanzarla será un reto de grandes dimensiones, aunque anda resuelto a conseguirlo.

No es de extrañar que Mompó haya premiado la trayectoria de alguien muy similar a él. Paco Teruel es otro de esos perfiles centristas, alejados de las posturas más radicales. Representa a un PP integrador que defiende la cultura valenciana (no hay más que escucharle hablar sobre los dos vecinos más ilustres de Benimodo: Didín Puig y Vicent Andrés Estellés). Al igual que Mompó, accedió a la alcaldía en 2011. Aunque en su caso tiene mayor mérito, ya que rompió los más de treinta años de gobiernos socialistas. Se hará cargo de la Tesorería. Desde 2011 hasta ahora, ambos han mantenido las alcaldías para el PP, de las pocas que quedan en la comarca. Montroi, Tous, Sellent, Benimuslem, Llombai y Sollana son el resto. Todo pequeños municipios. Ninguna ciudad. Una tendencia que se repite en toda la provincia, por otra parte.

Larga trayectoria

Podría decirse que el partido reconoce a aquellos capaces de obtener pequeños triunfos. Aunque, evidentemente, también hay hueco para representantes de localidades más grandes. La exalcaldesa de Alzira Elena Bastidas es la tercera integrante de la Ribera dentro de la directiva provincial del PP.

Tras tres legislaturas al frente del gobierno alcireño, en la época en la que los populares lograban mayorías absolutas a espuertas, dio el salto al Congreso de los Diputados para, más recientemente, convertirse en portavoz adjunta del Partido Popular en las Corts. Aunque ya está alejada de la agrupación alzireña del PP, sigue siendo un referente en la comarca. Y se ha fogueado al ejercer la oposición frente a los gobiernos progresistas autonómico y nacional. Su faceta de azote de la izquierda, su larga trayectoria en el partido y su afinidad a Isabel Bonig, entre otras cualidades, la han catapultado a la secretaría general.

Compartir el artículo

stats