Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Patrimonio

Cullera lanza un proyecto de recuperación integral del antiguo barrio mudéjar

El gobierno local se compromete a buscar la financiación necesaria para mejorar sin más espera una de las zonas con mayor potencial turístico

Cullera lanza un proyecto de recuperación integral del antiguo barrio mudéjar

La dejadez y la falta de inversión institucional que denuncian los vecinos del Barreig del Pou, el antiguo barrio mudéjar de Cullera, va a dar un importante giro de guión. El alcalde de Cullera, Jordi Mayor, anunció anoche su intención de acelerar el plan de recuperación integral de la zona. Tras las protestas impulsadas por la asociación vecinal, el gobierno local aprovechó el pleno municipal celebrado ayer para «asumir la situación y no esperar más la llegada de fondos europeos». El primer edil aseguró que el consistorio buscará los fondos necesarios para la rehabilitación del barrio «vengan de donde vengan».

El gobierno local también concretó anoche su intención de desarrollar diferentes instrumentos urbanisticos para dar «la respuesta necesaria a las necesidades más urgentes de este barrio». El propio alcalde avanzó en la sesión plenaria que se está elaborando un plan director que vendrá acompañado de un plan de acciones inmediatas «que se desea consensuar con los vecinos».

No solo arreglar las calles

La rehabilitación del Barreig del Pou pretende ir mucho más allá que arreglar las calles, algo que, no obstante, el propio alcalde reconoció como necesario. «Con este proyecto, el ayuntamiento intenta dinamizar la vida en el barrio y sobre todo darle una utilidad que hasta ahora quizás no tenía». Partiendo desde cero, el ejecutivo local buscará una solución para que los habitantes del barrio mudéjar de Cullera «puedan disfrutar de un entorno único y acoger todo tipo de actividades que hagan del mismo un centro cultural y de paso obligado para quienes visiten Cullera»

Jordi Mayor defendió que la rehabilitación del barrio «ha sido una prioridad para el equipo de gobierno. De hecho ya en 2015, ya se introdujo la rehabilitación del barrio como uno de los ejes fundamentales en todos los planes de desarrollo estratégicos de futuro de Cullera». Y recordó que desde entonces «todos y cada uno de los planes y proyectos europeos en los que hemos estado presentes, han tenido la rehabilitación y revitalización del barrio como uno de sus ejes fundamentales. Los dos en los que nos hemos presentado se ha centrado en el barrio así como en otros seis proyectos. Nunca antes ningún otro gobierno historia de Cullera lo había hecho», subrayó.

Ataques al PP

El alcalde lanzó también una reflexión para el Partido Popular, que tras la denuncia vecinal publicada por Levante-EMV organizó una visita al barrio con el dirigente del PP Fernando de Rosa. Mayor les reprochó que durante todo el periodo en el que han gobernado Cullera no invirtieran ni un euro allí. «Deberían de explicar a los vecinos del barrio por qué», remachó antes de subrayar que adjudicaron el actual contrato de limpieza diaria con unos servicios mínimos vergonzosos que no cubren las necesidades del barrio, que benefician a la empresa y que perjudica a los vecinos».

A preguntas de la oposición, Mayor quiso matizar que todas las reuniones que han solicitado los vecinos con los diferentes departamentos del ayuntamiento, así como con la alcaldía «han sido contestadas con día y hora, negándose a acudir los autodenominados representantes de los vecinos a la última de las reuniones a las que fueron convocados por motivos laborales sin proponer ninguna fecha alternativa».

El ayuntamiento aspira a poner en marcha toda la maquinaria necesaria y a buscar los fondos desde donde sea necesario para poder rehabilitar el Barreig del Pou, sin duda alguna una de las joyas existentes poco conocidas del casco urbano de Cullera.

Compartir el artículo

stats