Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Decisión

Sumacàrcer baraja mantener cerradas las playas fluviales el resto del verano

El ayuntamiento prolonga el corte de los caminos pese a controlarse el brote local - "La coyuntura no está para grandes aglomeraciones"

Sumacàrcer baraja mantener cerradas las playas fluviales el resto del verano

Sumacàrcer baraja mantener cerradas las playas fluviales el resto del verano

El Ayuntamiento de Sumacàrcer mantendrá cerrados los caminos que conducen a las playas fluviales de l'Esgoletja y el Franc durante el fin de semana y no descarta prolongar esta medida ya hasta el final del verano para evitar las aglomeraciones de bañistas registradas semanas atrás, según comentó ayer el alcalde, David Pons, mientras señalaba que «la coyuntura no acompaña para que se produzca una masificación de personas».

Pons decretó la semana pasada el cierre de todos los accesos a estas playas del Xúquer tras registrarse un brote con seis personas contagiadas por coronavirus en el municipio. La medida entró en vigor el pasado fin de semana con un dispositivo de control en el que participó la Policía Local y los voluntarios de Protección Civil de Sumacàrcer y Antella, además de la Guardia Civil, sin que se llegara a imponer ninguna sanción.

Las vallas en las que se alerta de la prohibición de acceder al río tanto a peatones como a vehículos han permanecido durante la semana en los caminos rurales, aunque se han abierto para favocerer el paso de los agricultores a las parcelas ubicadas en estas partidas rurales. Los días laborables suelen ser muy tranquilos por lo que a la afluencia de bañistas respecta ya que es el fin de semana cuando, desde el pasado mes de julio, y pese a las medidas de seguridad impuestas por la pandemia, se concentraban numerosos bañistas en algunos parajes. El ayuntamiento ya había decretado con anterioridad el cierre de la Platja de l'Esgoletja, del mismo modo que Antella cerró l'Assut, lo que ha propiciado mayores concentraciones en otras zonas del Xúquer.

David Pons confirmó que la medida se mantendrá este fin de semana y el ayuntamiento baraja mantenerla ya hasta el final del verano para evitar que estas playas fluviales se conviertan en un foco de contagio. El cierre de estos parajes evita que los bañistas que descienden con colchonetas y neumáticos por el río crucen por las calles de Sumacàrcer de regreso al punto de partida.

Por otra parte, el Ayuntamiento de Sumacàrcer reabrirá hoy la piscina municipal después de decretar el cierre de todos los espacios públicos por la aparición de un brote de conarivus y las dudas iniciales sobre el alcance que podía llegar a tener. El alcalde confirmó que no han aparecido nuevos casos e incluso algunas de las personas que se han sometido ya a un segundo PCR han dado negativo por lo que, una vez se ha controlado la situación, dijo, «es hora de retomar la normalidad».

Con todo, Pons defendió que el caso de la piscina es diferente al de los parajes fluviales ya que existe un estricto control, el aforo es limitado, se accede con reserva previa y se toma la temperatura a los usuarios, además de mantener las distancias de seguridad en el interior del recinto, mientras que en el río no existe ese control y se producen grandes concentraciones de bañistas, llegados mayoritariamente de otras localidades.

Cabe recordar que, a los pies del casco urbano de Sumacàrcer, aunque en el término municipal de Antella, en la partida del Reguer, el pasado fin de semana se volvieron a concentrar numerosos bañistas. El movimiento ciudadano Obrim l'Assut cifró en un centenar de vehículos los que se llegaron a contabilizar el domingo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats