Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El gobierno de Carcaixent vota dividido incluso dentro del grupo socialista

La moción de urgencia presentada por el PP para poner solución al problema de la piscina genera tiranteces entre Compromís y PSPV

El alcalde, Francesc Salom. | VICENT M. PASTOR

El alcalde, Francesc Salom. | VICENT M. PASTOR

Una moción urgente presentada horas antes de un pleno es suficiente para trasladar que un gobierno no está todo lo unido que debería. Como ocurrió esta semana en Carcaixent, donde PSOE y Compromís votaron de forma dividida. De hecho, incluso dentro del propio partido socialista se llegaron a dividir los apoyos.

El motivo no era otro que encontrar soluciones al «grave problema», en palabras del propio equipo de gobierno, surgido tras la baja del director de la piscina municipal, que se ha traducido en vacío de poder (y por ende de gestión), cuyas repercusiones negativas dejó entrever el Partido Popular durante la presentación de la moción. Sin ir más lejos, todavía hay más de dos mil vecinos que esperan recibir el reintegro de los abonos que no pudieron utilizar durante el confinamiento.

Su propuesta, muy genérica reclamaba que se solventase el problema con el fin de ofrecer el mejor servicio posible. A lo que Ciudadanos apostilló que, mediante enmienda, se debería incluir también la solución de las deficiencias que sufre el polideportivo, también afectado por la baja de dos trabajadores y cuyas instalaciones, hasta al menos esta semana, han abierto en horarios de lo más variopintos. Primer punto conflictivo. El socialista Raimon Marí votó junto a Compromís contra esta cuestión al considerar que se debería tratar de manera separada y no juntar los problemas de la piscina con los de otras instalaciones deportivas. El resto del PSPV y el concejal no adscrito Juan Albert optaron por la abstención.

Aprobada, pues, la enmienda con los votos de PP, Units per Carcaixent y Ciudadanos, la edil de Deportes, Sara Diert (PSPV), salió a defender su gestión: «Se ha hecho la solicitud para sustituir al director de la piscina y he insistido en la urgencia de darle solución porque sin él se podían quedar muchas tareas por hacer y no es correcto que, al final, una persona haga el trabajo de dos o de tres».

«Pasarse la pelota»

Por su parte, Teresa Oliver (Compromís), responsable del área de Personal, recordó que hasta que sin el nuevo presupuesto no se podrán realizar nuevas contrataciones. También se apuntó a la firma de un decreto mediante el cual el coordinador de Deportes asumirá temporalmente las funciones de gestión de la piscina.

Tras explicaciones de unos y otros, socios de gorbierno pero con intereses concretos, Ana Calatayud (Units) les pidió que «dejaran de pasarse la pelota unos a otros». El alcalde zanjó la más de media hora de debate: «Deportes hace una petición que Personal deniega, es normal que Sara no lo acepte y defienda su área, pero tenemos las manos atadas porque, como ayutamiento, no podemos contratar libremente». Finalmente, la moción se saldó con el voto dividido de PSOE, por un lado, y Comrpomís, por otro.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats