Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El viejo vertedero de Guadassuar se convertirá en una gran zona verde

La acumulación de agua ha generado una laguna en la zona

Una gran laguna se ha formado en el terreno ocupado por el antiguo vertedero de Guadassuar, ubicado junto a la planta actual. | PERALES IBORRA

Una gran laguna se ha formado en el terreno ocupado por el antiguo vertedero de Guadassuar, ubicado junto a la planta actual. | PERALES IBORRA

El área de Medio Ambiente de la Diputación de València invertirá cerca de 650.000 euros en la restauración ambiental del antiguo vertedero de Guadassuar, una instalación que se dejó de utilizar en el año 1998 y que ha quedado convertida en una gran laguna junto a la actual planta de tratamiento y selección por las características impermeables de esta superficie. La representante de la corporación provincial en el Consorcio de Residuos Ribera-Valldigna, la concejal de Corbera Mentxu Balaguer, aprovechó la asamblea celebrada esta semana para comunicar que el proyecto de restauración del antiguo vertedero «está en marcha» a la espera del visto bueno del secretario de la diputación.

La actuación diseñada contempla convertir la parcela de aproximadamente 60.000 metros cuadrados que ocupaba el antiguo vertedero de una gran zona verde, que la diputación cederá gratuitamente al consorcio para que pueda hacer uso de la misma.

El anuncio de Balaguer se produjo durante el debate sobre la ubicación del futuro vertedero comarcal en el pleno que aprobó la tasa que pagarán los vecinos de cada municipio por el tratamiento de la basura y el presupuesto del consorcio para el próximo año, que incluye una partida para las prospecciones que permitirán ampliar el estudio geológico del Pla del Roser, el sector elegido por el IGME y aceptado finalmente por el Ayuntamiento de Guadassuar.

Visualizar el resultado final

El presidente del consorcio y alcalde de Guadassuar, Salvador Montañana, destacó que la restauración ambiental proyectada por la diputación permitirá «visualizar» de una forma efectiva «lo que sucede con un vertedero cuando se agota el tiempo de uso» y no dudó en señalar que se trataba de una «gran noticia».

Mentxu Balaguer destacó que la diputación tenía la obligación de cumplir con los condicionantes de la licencias de obras y actividad que concedió el Ayuntamiento de Guadassuar en el año 1997 y señaló que finalmente se ejecutará a través de Tragsa, que ya ha retarifado el proyecto inicial fechado en marzo de 2019, lo que ha cifrado el coste de ejecución en 647.375,33 euros. «Era cuestión de tiempo», comentó a Levante-EMV.

La diputación empezó a utilizar esta zona de vertido en el año 1989 y mantuvo la actividad hasta el año 1998. Con posterioridad, al parecer, fue utilizado de forma puntual por Girsa, a la espera de la restauración ambiental.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats