30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La antellense Pardo estará en el Mundial

Consigue, además, una plaza para el europeo absoluto en la modalidad de K-2 1.000

Bárbara Pardo durante
una prueba.  levante-emv

Bárbara Pardo durante una prueba. levante-emv

Bárbara Pardo sigue entre las grandes del piragüismo español. La palista de la Penya Piragüista Antella Frutas Tono se clasificó junto a Nerea García, del Santiagotarrak (País Vasco) para el Europeo y el Mundial sub-23 en K-2 500 metros y en categoría absoluta para el Europeo en K-2 1.000.

En la prueba más corta, el dúo valenciano-vasco salió fuerte, demasiado para el planteamiento de carrera que habían previsto. La razón fue que las extremeñas Marta Figueroa y Teresa Tirado salieron rapidísimas, lo que descolocó un tanto a Pardo y García, que a pesar de su veloz arranque a mitad de carrera estaban bastante distanciadas de las primeras. «Nos sorprendieron con su gran salida y entramos al trapo, con lo que no hicimos un buen quinientos, pero confiábamos en el final, que es nuestro fuerte», señalaba la de Antella. Y así fue, en el último cien pusieron la sexta marcha, superaron a sus rivales por tres décimas, con un tiempo de 1:45:15, y se clasificaron para el Europeo, que tendrá lugar en Polonia, y el Mundial, en Portugal.

Pardo y García también participaron en el selectivo absoluto del K-2 1.000, con un segundo puesto, con un tiempo de 3:53:96, a cuatro segundos de las ganadoras, Laia Pélachs y Begoña Lazkano. Esta segunda plaza les clasifica para el Europeo (en Alemania), pero a causa de la pandemia se ha aplazado y no se sabe si se disputará en otra fecha o se cancelará. Pero aún tienen opciones de disputar el Mundial porque tal vez Pélachs y Lazkano tengan que renunciar porque les coincida con otras pruebas en que competirán en el citado Mundial.

Además, la palista de Antella también tomó parte en el K-1 500 sénior, con un octavo puesto (tercera en sub-23), en principio un buen resultado, pero que le supo a poco. «Estaba en un estado de forma muy bueno y con gran confianza, y eso me jugó una mala passada. Salí demasiado fuerte, entre las cuatro primeras, y en los últimos 100 metros exploté», relata Pardo.

Grandes actuaciones

Por otra parte, en los días siguientes se disputó la Copa de España de Velocidad, en la que la de Antella venció en la final B del K-1 500 sénior, un resultado engañoso. Las semifinales estaban muy descompensadas, ya que en la suya había seis palistas del equipo nacional, con lo que era una final anticipada, y no pudo entrar a la final. De hecho, con su tiempo en la final B, 1:54:62, Pardo hubiera quedado sexta en la A.

Además de Pardo, también cabe destacar a otros palistas de La Ribera. Por ejemplo Tomás Escobar, perteneciente a la Escuela de Piragüismo Aranjuez, pero natural de Antella y palista durante muchos años de la Penya Piragüista Antella, obtuvo el sexto puesto en júnior K-2 1.000 , junto con Rodrigo Losada, con un tiempo de 3:35:96, a 3.7 segundos del bronce y a solo dos décimas del cuarto puesto. Por su parte, el K-2 del Scooter de Algemesí formado por Vicent Chambó y Marc Martínez ganó la final C con un tiempo de 3:43:06.

Compartir el artículo

stats