Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los jubilados de Benicull se manifiestan para exigir la apertura de su centro social

Los afectados protestan ante el consistorio

Vista parcial de la concentración de protesta de los jubilados ante el ayuntamiento.

Vista parcial de la concentración de protesta de los jubilados ante el ayuntamiento. LEVANTE-EMV

Alrededor de unas treinta personas, la mayoría de ellos jubilados de Benicull, se concentraron el pasado domingo a mediodía ante la sede del ayuntamiento, justo al lado de la Llar dels Jubilats, para exigirle a la alcaldesa, Amparo Giner, que retome las conversaciones para que el Hogar del Pensionista pueda reabrir sus puertas. El cierre de las instalaciones, establecido hace 14 meses para cumplir la normativa sanitaria impuesta tras decretarse el estado de alarma, se ha alargado ahora para forzar la salida del conserje del local, que también gestiona el bar del establecimiento y ofrece servicio a clientes que no son pensionistas, lo que ha desatado las quejas del sector hostelero local, dado que el arrendatario carece de licencia para ejercer esa actividad y representa para ellos una competencia desleal.

Los jubilados se han visto en medio de ese fuego cruzado y lamentan que el Llar dels Jubilats, que se encuentra en los bajos de la casa consistorial, siga cerrado pese a haberse aliviado las severas restricciones que sufría ese colectivo hasta que el proceso de vacunación ha convertido a las personas mayores en un grupo inmunizado frente al coronavirus tras haberse inoculado con las dosis que les correspondían. Los afectados por el cierre reclaman que se busque una solución consensuada entre el ayuntamiento y el conserje que gestionaba el bar del centro para que el local reabra sus puertas cuanto antes.

La concentradición de los jubilados trató de respetar en todo momento las medidas de prevención sanitarias. Tras algunos parlamentos, y antes de dispersarse la manifestación, la propia alcaldesa de Benicull hizo entrega de una carta al presidente del club de jubilados para convocarle a una reunión mañana miércoles para intentar acercar posturas y buscar una solucion al cierre del Hogar del Jubilado.

De momento, lo que se ha conseguido es paralizar que el conserje se vea en la obligación de sacar todos los utensilios de su propiedad que mantiene en el interior del local que ocupaba.

Compartir el artículo

stats