Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una difícil tanda de clasificación lastra el estreno de Campos Racing en F3

Los pilotos de la escudería alzireña se quedan sin puntos tras una sesión marcada por el denso tráfico

El piloto Lorenzo Colombo durante el Gran Premio de Barcelona. | CAMPOS RACING

El piloto Lorenzo Colombo durante el Gran Premio de Barcelona. | CAMPOS RACING

La escudería alzireña Campos Racing tuvo un complicado inicio de temporada en Fórmula 3. El Mundial, que arrancó en el circtuiro de Barcelona, deparó a sus pilotos una complicada sesión clasificatoria que lastró el devenir del Gran Premio. Pese a las remontadas, László Tóth, Lorenzo Colombo y Amaury Cordeel se quedaron lejos de los puntos. Sin embargo, demostraron su potencial y un gran nivel competitivo, dos cualidades que seguro explotarán en las próximas carreras.

Los pilotos de Campos Racing, todos ellos debutantes en la categoría, se vieron forzados a partir desde posiciones traseras de parrilla como consecuencia del intenso tráfico en la tanda clasificatoria. Colombo fue una de las grandes sensaciones en la primera mitad de la sesión al situarse cuarto con el primer juego de neumáticos. Por desgracia, ni Colombo ni sus compañeros Cordeel o Tóth pudieron marcar sus mejores parciales en la misma vuelta con el segundo y decisivo juego de goma y cayeron irremediablemente en la clasificación. Con treinta coches en parrilla al mismo tiempo, la experiencia también juega un papel esencial a la hora de encontrar el hueco necesario para hacer una vuelta perfecta.

La primera carrera presenció una vibrante batalla de Colombo con Tijmen van der Helm con ambos pilotos intercambiando posiciones en numerosas ocasiones. El ritmo de carrera de Colombo era puntero, como el de los coches que rodaban en las diez primeras plazas, marcando consistentemente giros de 1m37s. Tras 21 vueltas, Colombo pasó por meta en 23.ª posición mientas Cordeel y Tóth lo hicieron, respectivamente, tres y cuatro plazas por detrás. La segunda carrera de la jornada estuvo marcada por dos coches de seguridad que hicieron aún más complicado el remontar posiciones en el seno del pelotón, especialmente en un trazado como Barcelona en el que resulta complicado ya de por sí el superar al coche que rueda por delante. A la postre, Cordeel pasó por meta en 17.º lugar mientras Colombo concluyó 23.º y el húngaro Tóth lo hizo justo detrás.

Test en Jerez

La prueba inaugural en tierras catalanas concluyó con la tercera carrera. Una vez más, salir tan atrás era un obstáculo casi insalvable. Cordeel adelantó varios coches para ser 25.º mientras que Tóth lo hizo en 26.ª posición. Colombo concluyó 29.º toda vez que sufrió un pinchazo en la rueda trasera izquierda que le obligó a pasar por boxes impidiendo mejorar cualquier resultado.

Sin tiempo apenas para descansar, la escudería alzireña realiza durante estos días un nuevo test colectivo, en el circuito de Jerez, donde espera mantener la evolución positiva que ya demostró, en esta misma categoría, entre las temporadas 2019 y 2020.

Compartir el artículo

stats