Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ruiz y Martínez abanderarán a la Ribera en la Eurocopa Sub-21

El portero alzireño debutó en la última jornada con el RB Leipzig

Abel Ruiz sostiene la Copa de Portugal, conquistada con el Braga la pasada semana. | LEVANTE-EMV

Abel Ruiz sostiene la Copa de Portugal, conquistada con el Braga la pasada semana. | LEVANTE-EMV

Si la Ribera tuviese una bandera, dos futbolistas podrían enarbolarla en la próxima Eurocopa Sub-21, que se celebra en Hungría y Eslovenia a partir del lunes. El atacante de Almussafes Abel Ruiz y el portero Josep Martínez no fallarán a la cita de la Rojita con el torneo continental.

Albentosa con la bandera de Alzira en alcaldía. | LEVANTE-EMV

Ruiz llegará al torneo en un estado de forma excepcional. El cambio de aires le ha sentado de fábula. Cualquiera podría pensar que el salto del filial del Barça, en Segunda B, a la Liga NOS (Primera División portuguesa) era demasiado grande, pero ha demostrado que no. Aunque requirió de un tiempo de adaptación, se ha convertido en una pieza de gran valor en el esquema del Sporting de Braga. Con el cuarto mejor equipo luso de esta temporada ha tomado parte en 25 de los 34 partidos de la competición doméstica. En ésta su participación goleadora ha sido algo pobre, con tres tantos y el mismo número de asistencia, pero su rendimiento en la Copa de Portugal ha sido soberbio: siete goles y tres asistencias en siete partidos. Unas cifras que han ayudado a su club a alzarse con el trofeo, el cual conquistó el pasado domingo con un triunfo por dos a cero ante el Benfica, el equipo más laureado del país. En la final, Ruiz jugó como titular y repartió una asistencia.

El de Almussafes también ha ejercido un rol importante en las distintas etapas inferiores de la Selección Española. Santi Denia le llamó a filas con la Sub-17 cuando todavía no había cumplido los dieciséis años. Firmó veintisiete tantos en treinta y siete encuentros, lo que le valió para alzarse con la Eurocopa en el año 2017. A las órdenes de Luis de la Fuente, ha pasado también por la Sub-18 (siete goles en cuatro encuentros) y la Sub-19 (siete tantos en dieciocho partidos). Con ésta última también conquistó el campeonato europeo por selecciones. Debutó con la Sub-21 en el año 2019, aunque desde entonces solo ha disputado seis encuentros con la Rojita, sin haber encontrado portería. El lunes, ante Croacia, tendrá la oportunidad de acabar con su sequía.

Sin oportunidades

En el lado opuesto del terreno de juego está Josep Martínez. También en una situación diferente al atacante almussafense. El portero de Alzira habría firmado una temporada en blanco de no ser porque Julian Nagelsmann lo alineó en su último encuentro como técnico del RB Leipzig. El equipo alemán no se jugaba nada al tener la segunda plaza asegurada y Martínez pudo debutar oficialmente en la Bundesliga. Fue un estreno agridulce, por la derrota y porque el alzireño vio cómo el Unión Berlín perforó sus mallas en dos ocasiones.

El cambio de aires no ha traído mayor protagonismo para Martínez en forma de minutos de juego. A excepción del último encuentro liguero, Péter Gulácsi lo ha jugado todo. Con todo, supone un salto con trampolín en la carrera del joven portero alzireño, que el jueves cumplió veintitrés años. No en balde, ha pasado de formar parte de un club marcado por la inestabilidad económica en los últimos años, como es Las Palmas, a un equipo que tras su meteórico ascenso, propiciado por la célebre marca de bebidas energéticas, se ha convertido en uno de los más potentes del continente europeo y una cantera de jugadores y entrenadores inagotable.

Su trayectoria con la Selección Española también es menor si se compara con la de Abel Ruiz. Fue convocado por de la Fuente por primera vez para un partido amistoso en octubre de 2019 aunque no debutó con la Rojita hasta un año después, ya en partido oficial. Disputó tres encuentros de la fase clasificatoria de la Eurocopa: Macedonia, Islas Feroe e Israel. Tres victorias en las que el de Alzira mantuvo la portería a cero. No obstante, en marzo, cuando se disputó la fase de grupos, fue suplente de Álvaro Fernández. El guardameta del Huesca parte como titular en la fase final del torneo europeo, sobre todo tras cuajar una campaña a un nivel por encima del que ha ofrecido el conjunto aragonés. De hecho, pese al descenso, lo más seguro es que el año tenga una portería de Primera a su disposición.

Raúl Albentosa ha vuelto a Alzira tras cuajar un gran tramo final de temporada con el Dinamo de Bucarest. Esta semana se reunió con el alcalde y el concejal de Deportes de la ciudad, que le entregaron el acuerdo por el que da nombre a un campo de fútbol 8 en las instalaciones de Venècia.

El defensa alzireño ha sido clave en el cambio de rumbo del conjunto rumano, al que se incorporó hace menos de dos meses. Tiempo más que suficiente para convertirse en una pieza clave en la salvación del Dinamo. Le cambió la cara a la zaga rumana, tanto en línea de dos centrales como de tres.

Las estadísticas no pueden ser más contundentes. El Dinamo concluyó la liga regular con un balance paupérrimo: siete triunfos, seis empates y diecisiete derrotas. El tercer peor equipo de la competición. Albentosa llegó al club capitalino a falta de dos jornadas, que saldó con derrotas.

Ya en el grupo de relegación, arrancó con mal pie, un empate y dos derrotas. Llegó entonces el punto de inflexión y el Dinamo encadenó cinco triunfos y un empate, además de una clara mejoría defensiva. Una tendencia que no podría entenderse sin la veteranía del central de Alzira. De ese modo, el Dinamo de Bucarest seguirá la próxima campaña en Primera.

Raúl Albentosa, clave en la salvación del Dinamo de Bucarest

El jugador de Alzira recibió esta semana el acuerdo por el que da nombre a un campo de fútbol

Sebastián

Compartir el artículo

stats