Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El velero Espitos Uno se proclama vencedor del Trofeo Penyeta del Moro

El Barbablu de Carlos Pavía y el Slainte de los hermanos Grau, ambos de Cullera, completan el podio

Dos veleros surcan las aguas de la bahía de Cullera. | LEVANTE-EMV

Dos veleros surcan las aguas de la bahía de Cullera. | LEVANTE-EMV

El velero Espitos Uno, capitaneado por Jeroni Camarena (Club Náutico de Oliva), fue el vencedor del XIX Trofeo Penyeta del Moro, que organizó el Club Náutico de Cullera el pasado sábado al mediodía.

El podio lo completaron dos embarcaciones locales: el segundo puesto fue para el Barbablu de Carlos Pavía y el bronce se lo llevó el Slainte de los hermanos Alejandro y Marcos Grau.

El campo de regatas estaba situado entre la Penyeta del Moro, donde estaba la primera boya; el Hotel Sicania (segunda boya) y la tercera boya estaba entre ambos puntos, pero mar adentro, formando así un triángulo. Apenas sopló el viento y tan solo se alcanzaron máximas de aproximadamente 9 nudos, además la lluvia hizo momentáneamente su aparición, cosa que agradecieron los regatistas porque así el día no fue excesivamente caluroso.

Camarena explica que la salida del Espitos Uno no fue muy buena. «Pero después corrimos bastante porque este barco se defiende muy bien con vientos flojos», añade a continuación. La primera vuelta la hicieron bastante rápida y con el Slainte pisándoles los talones. Mientras que, en la segunda vuelta apenas soplaba el viento y el velero fue más despacio.

Segundos de diferencia

De hecho, Camarena detalla que, una vez aplicado el rating en la clasificación final (un sistema de tiempos compensados), le ganaron al Barbablu por unos pocos segundos; lo que demuestra que la regata estuvo muy reñida.

La tripulación vencedora estaba formada por 5 regatistas en total, procedentes de Oliva, Gandia y Bellreguard.

En cuanto a las clasificaciones por categorías, en la clase 1 ganó el Sarantín; en la clase 2 venció el Tourane y en la clase 3 se impuso el Barbablu.

Compartir el artículo

stats