Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

AVA alerta de que el «cotonet» ya provoca mermas del 50 % en muchos campos de caqui

La asociación agraria estima que la plaga reducirá un 25 % la cosecha de la próxima campaña y reclama ayudas para compensar las pérdidas

Un campo de caquis afectado por el «cotonet» en Carlet, en una imagen del pasado julio. | PERALES IBORRA

Un campo de caquis afectado por el «cotonet» en Carlet, en una imagen del pasado julio. | PERALES IBORRA

No hay vacuna. La falta de tratamientos efectivos para combatir la plaga del «cotonet» ha puesto en jaque y amenaza de nuevo el cultivo del caqui, con una incidencia más alta en el campo valenciano que en el resto de España. La plaga ya causó estragos el año pasado echando a perder campos enteros de cultivo. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja) ha alertado de que la plaga va a producir mermas del 50% en muchos campos y ha señalado que sus previsiones globales coinciden con las de la Asociación Española del Kaki, cuyo diagnóstico estima entre un 20 y un 25% la disminución de la cosecha de la próxima campaña en España. La asociación agrícola valenciana califica la situación de «alarmante» y reclama a la Administración ayudas que compensen las pérdidas económicas.

El presidente de AVA, Cristóbal Aguado, sostiene que «el daño que hasta el momento no han hecho las tormentas en este fruto lo harán estas plagas». Considera «inasumible para sus productores» el nivel de afección en el cultivo del caqui. «Existe una gran dificultad para controlar la expansión del ‘cotonet’ en los campos, así como la mosca blanca y las hormigas que son el aliado del cotonet para trasladarse rápidamente entre las diferentes partes de los árboles». Según explica, las hormigas también atacan a los insectos depredadores de las especies de ‘cotonet’ «Pseudococus viburni» y «Pseudococcus longispinus».

«Las hojas que unen el caqui con el árbol son un cobijo excepcional para el ‘cotonet’ ante los tratamientos y complica en gran medida su eliminación», lamenta Aguado. AVA-Asaja advierte de que la crisis de rentabilidad que viven los productores de caqui no les permite luchar contra estas plagas que asolan al cultivo, lo que provocará un «incremento preocupante» del abandono de explotaciones en la Comunitat Valenciana.

En este sentido, la organización agraria reclama a la Administración que aumente los recursos y destine ayudas a los productores de caqui que compensen las pérdidas económicas.

Compartir el artículo

stats