Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El contenedor soterrado fracasa en Alzira

El ayuntamiento retira los basureros subterráneos de la plaza Mayor y eliminará el resto por las continuas averías y quejas que generan

Un operario rellena los huecos en los que se encontraban los contenedores soterrados de la plaza Mayor, ayer. | R. S.

Los contenedores soterrados tienen los días contados en Alzira. Al menos, la mayoría. Durante los últimos días, el consistorio ha retirado los que se encontraban instalados en la Plaza Mayor y seguirá haciendo lo mismo con el resto. Es el principio del fin de un modelo de recogida de residuos que ha fracasado en más de un municipio de la comarca debido a la gran cantidad de problemas que acarrea su mera existencia.

«La mayoría no funcionan, están inutilizados», explicó el concejal de Servicios Públicos, Fernando Pascual. La pasada semana, se retiraron los instalados en el extremo norte de la plaza (Hort dels Frares) y en esta se ha hecho lo propio con los del costado sur (Benito Pérez Galdós). El edil subrayó, además, que la intención de suprimir estos contenedores en concreto es que, en breve, la ciudad celebrará los actos falleros «y se pretendía que las obras hubiesen acabado para no interferir».

Todavía quedan varios puntos de la ciudad que conservan este tipo de contenedores, aunque la mayoría desaparecerán de forma progresiva. «Los de la plaza Elisa Ramírez están inutilizados, también los de la del Forn… Debido al nivel freático, se llenaban de agua, existía mucha humedad y esto se traducía en problemas de averías y quejas vecinales por cuestiones de insalubridad. Los siguientes en desaparecer serán los de la plaza Santocildes», explicó el concejal alzireño.

El objetivo, según detalló el propio Pascual, es que los contenedores soterrados estropeados desaparezcan de la ciudad antes de que se ponga en marcha el nuevo contrato de recogida de basuras, ya adjudicado, permita renovar los basureros para que sean homogéneos. Solo un conjunto de contenedores soterrados sobrevivirá a este proceso. Los ubicados en la plaza la Malva, ya que «al ser hidráulicos en vez de eléctricos, funcionan de maravilla y no se estropean», argumentó el edil.

El consistorio ya retiró, en octubre de 2017, los contenedores soterrados instalados en la plaza de la Constitución. En dicho espacio plantó árboles. Ahora completa la tarea con el resto para quitarse del medio una fuente permanente de problemas. Aunque en un principio parecía una solución óptima al siempre complicado dilema de quién soporta frente a su puerta un basurero, ha quedado demostrado que aporta más perjuicios que beneficios.

Carcaixent eliminó los suyos en 2017 ante su deterioro

El verano de 2017, el Ayuntamiento de Carcaixent eliminó los basureros subterráneos por los mismos motivos. Pese a que se realizó una inversión importante en su instalación, sus mecanismos se averiaban con relativa facilidad. Asimismo, para recoger la basura era necesario el uso de un camión específico. Demasiados inconvenientes.

Compartir el artículo

stats