Una noche horrible. Así resumen los vecinos de les Palmeres las últimas horas. Desde las 22 horas de ayer, decenas de coches (hasta 50 en la madrugada) se reunieron en una solar situado en la población para celebrar una fiesta ilegal. No faltaban ningún ingrediente: puente festivo, música a todo volumen, alcohol y ganas de fiesta. El resultado, una noche de fiesta que todavía duraba hoy a primera hora de la mañana y una larga noche en vela para unos vecinos que no sabían dónde acudir ni a quién llamar.

Todo comenzaba a las 22 horas, con la llegada de los primeros vehículos y los primeros jóvenes a un solar situado en la calle Riu Sènia de Les Palmeres. Los vecinos se temían lo peor porque no es la primera vez que ocurría, según han explicado. De hecho, varios propietarios reconocen que el sábado pasado también se celebró una fiesta similar en este mismo lugar y que, por eso y temiéndose que volviera a ocurrir, llamaron a la Policía Local de Sueca y a la Guardia Civil advirtiéndoles de que se estaban volviendo a concentrar muchos vehículos en esta zona de la ciudad "y no en la afueras donde hay dos aparcamientos habilitados".

Cientos de jóvenes celebran una fiesta ilegal en un solar de Les Palmeres

Efecto llamada

Los vecinos creen que la reapertura de una discoteca próxima puede haber actuado como efecto llamada a los jóvenes. Consideran que las autoridades municipales y la policía deberían haber previsto esta situación y haberse anticipado a que muchos jóvenes iban a optar por montarse su fiesta fuera de las instalaciones de la discoteca, en la que sí se cumplen todas las medidas de seguridad exigidas.

Tras casi 12 horas de fiesta ininterrumpida, los vecinos de la calle Riu Sènia de Les Palmeres reconocen que la noche "ha sido insufrible.. ruidos, música y gritos". Explican que una patrulla de la policía ha llegado al lugar a las 9:30 horas tras haber hablado con una concejala del ayuntamiento. "Ahora a las 9:30 acaba de aparecer la policía porque hemos conseguido hablar con una concejal. La patrulla se fue a los 10 minutos y la fiesta sigue", lamentan.

En las imágenes y en los videos se aprecia que todavía queda gente en el solar pese a la policía. Los vecinos lamentan la falta de previsión pese a sus advertencias y apuntan al incumplimiento de todas las medidas mínimas contra el coronavirus. "No ha aparecido nadie en toda la noche ni ha habido ninguna previsión. Era tan fácil como haber cerrado el descampado por la tarde impidiendo a los coches aparcar e indicándose los aparcaientos habilitados para la discoteca", apostillan.