Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Incentivos para emprendedores tratan de evitar la despoblación en la Ribera Alta

Un programa de la Mancomunitat ofrece a los jóvenes formación y ayudas directas de 6.400 € para crear 56 empresas en pueblos pequeños

Antella, con l’Assut en primer plano, participa en Empoblar. | V. M. P.

La creación de 56 nuevas empresas por parte de jóvenes menores de 30 años como forma de combatir la despoblación y el envejecimiento que sufren algunos pueblos de la Ribera Alta es el objetivo de un nuevo programa de inserción laboral impulsado por la Mancomunitat, que asignará ayudas directas de hasta 6.421 euros a estos emprendedores y que también contempla un ambicioso apartado de formación para orientar a la gente joven hacia dos sectores emergentes como son la innovación en la agricultura y el turismo sostenible.

El programa «Empoblar; Empoderar per a poblar» se dirige a los jóvenes de municipios de menos de 5.000 habitantes o que no superen los 10.000 residentes y hayan perdido población en la última década. Cuenta con una subvención directa del Ministerio de Política Territorial y Función Pública de algo más de un millón de euros, procedente del Fondo Social Europeo, de los que 692.000 se destinarán al apartado de formación, que prevé la celebración de 32 actividades por los pueblos con un total de 320 participantes -se ofrecerán becas de formación para estos alumnos de 13,45 euros por día de asistencia­, mientras que los otros 359.000 se destinarán a las ayudas directas para propiciar la creación de nuevas empresas.

En este caso, el 92 % de los 6.421 euros que reciban los emprendedores seleccionados procederá de los fondos del ministerio mientras que los ayuntamientos se comprometen a cofinanziar el 8 % restante. La ayuda equivale al 75 % del salario mínimo interprofesional durante los nueve meses de duración del programa y en los que la empresa debe permanecer activa.

Un total de 25 municipios se ha adherido al apartado de formación del programa mientras que son 21 los que participarán en el de creación de nuevas empresas para combatir el reto demográfico de los pueblos más pequeños. El estudio realizado por el área de Promoción Económica de la  Mancomunitat estima en 6.000 personas la población juvenil de los 25 municipios adheridos al programa que se puede beneficiar del programa, que está en fase de captación. La Mancomunitat ha previsto un reparto proporcional de las ayudas en base a la población -Castelló, Guadassuar o la Pobla Llarga son las localidades en que se prevé la creación de un mayor número de empresas-, si bien no descarta reasignar los fondos en función de las propuestas que reciba para garantizar que todos los fondos se queden en la Ribera, según explica Gema March, del área de Promoción Económica. Las empresas deben estar constitiuidas antes de marzo de 2022 para cumplir los plazos del programa.

Enseñanzas sobre turismo sosteniblee innovación agrícola

El presidente de la Mancomunitat, Txema Peláez, destacó que el objetivo del proyecto es fijar a la gente joven en los municipios y frenar uno de los problemas que más preocupan, sobre todo en las localidades más pequeñas: la despoblación. «Estamos perdiendo población, y se trata mayoritariamente de gente joven que no ve futuro en la situación actual», indicó Peláez, mientras subrayaba que el proyecto cuenta con una vertiente de formación que puede ayudar a quedarse en sus municipios a aquellos que creen que la agricultura puede ser una alternativa. Así, destacó los cursos de agrodigitalización para aplicar las nuevas tecnologías y la inteligencia artificial al campo, una de las temáticas que se abordarán junto al turismo sostenible.

Compartir el artículo

stats