Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Otra agresión cuestiona la seguridad de la Unidad de Psiquiatría hospitalaria

Cuatro años después de la reversión sigue sin construirse una nueva planta psiquiátrica que reúna las condiciones de seguridad necesarias

El Hospital Universitari de La Ribera en imagen reciente. | PERALES IBORRA

Comisiones Obreras ha denunciado dos nuevas agresiones que recientemente han sufrido miembros del personal sanitario de la planta de psiquiatría del hospital de La Ribera por parte de pacientes ingresados. Ante la reiteración de incidentes, el sindicato denuncia la deficiencia en las infraestructuras y materiales de los que se dispone para trabajar, así como «la falta de personal, que deriva en episodios de estrés y ansiedad contínuos por parte de los trabajadores del área cada vez que asisten a pacientes ingresados que pueden volverse agresivos por sus patologías ».

Siguen sin área nueva

El malestar entre los profesionales es recurrente y se agudiza cada vez que se registra una nueva agresión. La conselleria, antes de tomar el control de la gestión, incluso llegó areconocer las deficiencias existentes en la unidad de psiquiatría del hospital y se comprometió a construir una nueva planta que reuniese los recursos necesarios para atender a los pacientes adecuadamente.

Ahora CCOO recrimina que, cuatro años después de la reversión del hospital, «la nueva planta siga sin construirse, la existente se mantenga sin reunir los requisitos óptimos de seguridad imprescindibles para una sala de atención a pacientes de estas características, y las condiciones de trabajo de los profesionales continúen sin mejorar».

A ello se suma «la falta de consultas adecuadas, un control de enfermería en condiciones y una sala de descanso para el personal, que en la mayoría del tiempo trabaja bajo mínimos», advierten los representantes sindicales.

Herencia del pasado

Además, CCOO amplía su denuncia hacia la organización interna del hospital, a la que califica de «deficiente» y que, remarca, se ha «heredado» de la empresa privada que gestionaba el hospital antes de la reversión. Asímismo, denuncia la carencia de un celador por turno en la plantilla, como ocurre en el área psiquiátrica del resto de hospitales. Dicha figura resulta necesaria para el control y acompañamiento de los pacientes, y su ausencia en el hospital de La Ribera, la considera el sindicato una«imprudencia» por parte de la dirección del centro hospitalario, a quien acusa de irresponsabilidad por las «deficientes condiciones en que los trabajadores se ven obligados a realizar su trabajo, y por poner en peligo su integridad física».

Evaluación de riesgos

Desde CCOO piden a la conselleria que realice una evaluación de peligros laborales que asume cada uno de los puestos de trabajo existentes en el área de psiquiatría del hospital, con el fin de determinar los riesgos físicos, de seguridad e incluso los psicosociales por la carga de trabajo mental y psíquica que acumulan . Dicha evaluación, una vez realizada, constituiría un punto de partida para las actividades preventivas que tratarían de garantizar la seguridad y la salud del personal del área, incluyendo la selección de actividades de formación adecuadas en materia de riesgos laborales.

Finalmente, concluyen responsabilizando a la dirección médica, de enfermería y a la gerencia de la situación de indefensión de los profesionales, «mientras no se construya una nueva sala que cumpla todas las medidas de seguridad, o se mejore provisionalmente la que existe».

Compartir el artículo

stats