Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los vecinos de Tous pagan 47 € más por la tasa de la basura que los de Benicull

El importe del recibo medio subirá el próximo año cerca de 2,5 euros tras repuntar en 38 pueblos de la Ribera, mientras se reduce en solo nueve

Ayuntamiento de Tous

Los vecinos de Tous pagarán el próximo año la tasa más alta por el tratamiento de la basura en la planta de selección de Guadassuar, según la estimación de tarifas para 2022 que recoge la ordenanza fiscal aprobada el martes por unanimidad en el pleno del Consorcio de Residuos Ribera-Valldigna, que prevé un incremento de alrededor de 2,5 euros en la tasa media aunque, como suele ocurrir, hay grandes diferencias entre municipios en función de las toneladas de basura que se generan.

Los residentes en Tous tendrán que abonar 96,69 euros, lo que representa el importe más alto en toda la demarcación del consorcio, pese al descenso de 3,68 euros respecto de la tasa del año anterior. Benicull, por contra, se mantiene como la localidad con la tasa más baja, 49,87 euros, lo que representa una diferencia de prácticamente 47 euros entre los dos extremos. La tasa media queda fijada en esta estimación en 66,99 euros, si bien fuentes del consorcio no dudaron en señalar que sigue siendo la más barata de la provincia.

Las mismas fuentes atribuyeron el repunte de la tasa de 2022 a dos causas, fundamentalmente. Por un lado, el incremento de las toneladas que han entrado en el último año en la planta de selección y valorización como consecuencia de un aumento de la población en algunas áreas residenciales e incluso en determinadas localidades provocado por la pandemia -señalan que ha habido familias que se han trasladado en busca de mayores espacios al aire libre- y, por otra, al gran incremento de los residuos recogidos en la red de ecoparques, que suelen ser los más contaminantes y también son los más costosos de tratar.

La tasa subirá el próximo año en 38 municipios de la Ribera -42 en el conjunto del consorcio, que también incluye los pueblos de la Valldigna- y bajará en nueve, en este caso todos de la Ribera. La localidad de Beneixida, que el año pasado encabezaba el ránquing con una tasa de más de cien euros, registra el descenso más llamativo en términos absolutos -la tasa se reduce en siete euros-, lo que no impide que figure como la segunda más alta, a escasos 69 céntimos de la que pagarán en Tous. Los vecinos de Real, por su parte, pagarán la tercera tasa más elevada: 88,72 euros (ver cuadro adjunto).

Por su parte, el mayor incremento se registra en Riola, donde una subida de 11,69 euros, según la estimación que recoge la ordenanza de forma provisional, elevará la tasa de 2022 por encima de los 73 euros.

El consorcio reparte el coste del tratamiento de los residuos entre los 51 municipios en función de los residuos que aportan -en la medida que más se recicla y menos residuos entran en la planta, menor resulta la tasa- y en cada pueblo, a su vez, se distribuye entre las unidades fiscales. En el pleno se tuvo en cuenta la queja elevada por el Ayuntamiento de Alberic, que había expresado su malestar porque todos los años se liquide la tasa a inmuebles que no tienen luz ni agua, por lo que no estarían obligados a pagar la tasa, lo que genera numerosas reclamaciones en cada período de cobro. El pleno acordó que las quejas que se atiendan ayuden a depurar el padrón para evitar estas reclamaciones, salvo que el ayuntamiento interesado comunique que han cambiado las circunstacias del inmueble.

El pleno también aprobó el presupuesto del consorcio, que mantiene una partida de 200.000 euros para aplicar bonificaciones, ya no solo por la utilización de los ecoparques como el año anterior, sino también por participar en las campañas de concienciación y fomento del reciclaje que realice el consorcio de residuos, lo que puede dar lugar a rebajas en la tasa de entre 10 y 15 euros, según el número final de beneficiarios.

Compartir el artículo

stats