Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El arroz da sabor a La Ribera

La comarca reivindica la gramínea, cuyo cultivo tradicional se mantiene en el litoral, como un sello de identidad y muchos municipios la han convertido en reclamo para atraer más visitantes

El arroz, presente en el concurso de puchero alcudiano. | V. M. PASTOR

El arroz supone un elemento básico de innumerables tradiciones culinarias en todo el planeta. Es, además, el ingrediente indispensable de recetas que nunca faltan en las cocinas de la comarca. Al horno, en paella o en olla agrada a todo tipo de paladares. No es de extrañar, por tanto, que seancada vez más los municipios de la Ribera que hacen de su forma de cocinarlo una bandera no solo gastronómica si no también un potencial atractivo turístico. Alzira y Algemesí han sido los últimos en sumarse a ello, con la promoción de dos platos propios.

El arroz da sabor a La Ribera |

La comarca no solo es especialista en elaborar platos arroceros. Es una de las principales zonas productoras, con una superficie extensa de cultivos en la Ribera Baixa. Sueca es una de las poblaciones que ha potenciado su imagen exterior a través de la gastronomía arrocera. Hace más de seis décadas nació el Concurs Internacional de Paella, que ha llevado la receta valenciana por antonomasia a decenas de países. La receta que promulga el certamen incluye, además de arroz de Sueca, pollo, conejo, judías verdes, garrofón, tabella y caracoles.

El arroz da sabor a La Ribera |

Versiones autóctonas

También presume de paella propia Cullera (concurso incluido). La ciudad turística ha iniciado este año una nueva campaña promocional en la que se reivindica como «capital del arroz». Si en la vecina Sueca se utiliza el cereal cosechado en su término municipal, el plato cullerense incluye el suyo propio. Debe añadirse, además, caldo de pescado de roca, langostinos, sepionet, salmonetes y figatells de escorpa. En una distancia de muy pocos quilómetros, por tanto, se encuentran dos municipios que presumen de paellas, una de estilo más tradicional y otra con un inconfundible sabor a mar.

El arroz da sabor a La Ribera | VICENT M. PASTOR

L’Alcúdia es otro de los municipios de la comarca que ha convertido una elaboración arrocera en su sello distintivo. Desde hace más de una década, su Concurs de Putxero reúne a los mejores restaurantes en una competición por preparar uno de esos platos que forman parte del imaginario colectivo de miles de personas, especialmente vinculado a los días navideños. La olla debe contener ternera, gallina, pollo, cerdo, cardos, garbanzos, nabo, nabicol, patatas, col y chirivía. Cuando todo se ha cocinado durante varias horas, tampoco puede faltar el arroz.

Más recientemente, ha sido Catadau quien ha promovido un concurso gastronómico, en este caso de «arròs amb fesols i naps». La receta canónica incluye cerdo, nabo, nabicol, judías blancas y pencas de acelga. La botifarra de cebolla o los blanquets son opcionales. Aunque el certamen solo lleva cuatro ediciones, va camino de consolidarse como una cita indispensable para los cocineros de prestigio habituados a recorrer la geografía valenciana en busca de los premios más codiciados .

Ya van, por tanto, dos platos caldosos y dos de arroz seco. A esta última variedad hay que añadir los dos últimos. Por un lado, el «arroz a la alzireña» que el consistorio ha repescado de un antiguo recetario de 1956 gracias a la labor de recopilación del cronista local, Aureliano Lairón. Se trata de un plato similar al arroz al horno que incluye los siguientes ingredientes: garbanzos, mano y oreja de cerdo, tocino, morcilla de cebolla, ‘blanquet’, chirivías, nabos, apio, cebolla, pelotas de carne magra (con sangre de pollo), miga de pan rallado y huevo.

Algemesí se suma

También quiere presumir de receta propia Algemesí, que ha buceado en las entrañas de la memoria culinaria local y rescatado algunos de los ingredientes básicos de antaño: el arroz, la anguila y la calabaza para convertirlos en un nuevo emblema de la cocina local que adoptará el nombre de «Arròs d’Algemesí». Se trata de un plato que recordará, por tanto, al tradicional «allipebre», también característico de la comarca. No obstante, es un arroz seco. Para completar la promoción, se pondrá en marcha un concurso gastronómico el próximo mes, en el que participarán restaurantes de toda la provincia.

Aunque estas localidades han apostado por hacer suyas elaboraciones arroceras con las que conquistar los paladares de sus visitantes, no hay municipio de la comarca en el que no se cocine arroz. Es un ingrediente elemental en cualquier despensa, ya sea para cocinarlo en el día a día, durante una reunión familiar o para unir a los amigos. También ha sido protagonista de concursos de tipo popular, como los de paellas durante las Fallas, o de arroz al horno en el caso de Benifaió.

Con ingredientes para todos los gustos. La lista de recetas que se pueden realizar con arroz es inmensa, como la de concursos sobre su elaboración. 1 Un grupo de cocineros elabora la paella al estilo de Cullera.

Compartir el artículo

stats