Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La actividad de las colmenas ya se puede medir desde muy lejos

Una firma italiana presenta en Fivamel un proyecto para apadrinar abejas y la tecnología que permite monitorizar los panales a través de una App

Un apicultor instala en la colmena uno de los sensores que permite su monitorización. | LEVANTE-EMV

La «start-up» italiana de agrotecnología 3Bee ha aprovechado este año la Feria Valenciana de de la Mel (Fivamel), que se celebra este fin de semana en Montroi, para dar a conocer el proyecto «Apadrina una colmena», una iniciativa que ofrece a cualquier ciudadano la posibilidad de colaborar con un apicultor a través de una pequeña aportación económica que le permite un acercamiento al mundo de las abejas a través de la monitorización del panal durante un año, con la opción incuso de recibir la miel producida por esas mismas abejas. «Hay otras empresas y apicultores que ofrecen la posibilidad de apadrinar una colmena, pero sin la monitorización, que es nuestro punto fuerte», explica Delia Soiu, responsable de expansión en España de 3Bee, que representa una de las novedades en la feria de la miel que alcanza este año su vigesimoquinta edición.

La tecnología desarrollada por esta «start-up» permite que a través de la instalación de un dispositivo con sensores se pueda conocer a distancia los parámetros biométricos de una colmena: el peso, la temperatura, la humedad y, en breve, también la posibilidad de escuchar el sonido de las abejas en el interior de la colmena.

«Nuestro interés es apoyar al apicultor y ayudar a las pequeñas explotaciones que a lo mejor tienen poca visibilidad en internet para vender su producción. Les ofrecemos apoyo comercial y también con la voluntad de ayudar a mantener la biodiversidad porque hemos visto que en los últimos años se están muriendo el 30 % de las abejas en la Unión Europea por la falta de comida o cuestiones relacionadas con el cambio climático... y a través de este sistema podemos ayudar a los apicultores a que mejoren la salud de las abejas», incidió Delia Soiu, mientras señalaba que, en apenas dos y años y medio, esta plataforma ha conseguido en Italia 150.000 apadrinamientos.

«Nuestra plataforma no es solo de venta, ofrece un servicio, una experiencia que dura un año a través de la monitorización de las colmenas que permite a cualquier persona seguir toda la temporada de las abejas, entender que la miel tiene una estacionalidad, que hay un momento en el que se produce y otro en el que las abejas descansan, y para nosotros es un medio educativo. Es importante educar al consumidor de la importancia que tienen las abejas», explicó.

El sistema de supervisión remota, que algunos apicultores españoles ya han instalado en sus colmenas, permite a los profesionales gestionar mejor su trabajo «interviniendo solo cuando es necesario para ayudar a las abejas de la mejor manera posible», mientras que para las personas ajenas al sector abre la puerta a recibir en su teléfono móvil o en cualquier otro dispositivo electrónico a través de una aplicación los datos que se recaban a través de los sensores y poder conocer cómo evoluciona una colmena a lo largo de un año.

Cualquier persona interesada que tenga únicamente la voluntad de colaborar en la protección de las abejas y con un apicultor adherido a la plataforma puede hacerlo por tan solo nueve euros, un pago que le permite la monitorización de la colmena, explicó la portavoz de la firma, mientras que si también desea recibir la miel de esa colmena el precio varía en función del tipo de miel, aunque Delia Soiu estimó que el precio medio que incluye un kilo de miel se sitúa en torno a 25 euros.

Esta plataforma ha querido estar presente por primera vez en la feria de Montroi porque, según indicó Soiu, «sabemos que es una feria para los consumidores», a los que se dirige un proyecto que ya se viene desarrollando en Italia y que los promotores han querido exportar a España «porque hemos vistos que los apicultores tienen unas características muy parecidas».

«Es ilusionante, hay gente que mira todos los días cómo está su colmena»

Los impulsores de la plataforma y de la tecnología que permite la monitorización de las colmenas defienden que la experiencia resulta ilusionante para las personas que deciden aproximarse a las abejas a través del apadrinamiento. «Hay gente que todas las mañanas mira la aplicación para ver el peso y cómo está su colmena», señala Delia Soiu. Fivamel cierra esta noche el telón tras una jornada en la que se entregarán los premios del concurso nacional de mieles.

Compartir el artículo

stats