Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Barça B frustra la buena racha del Alzira FS al golear en el Palau

Sin tiempo para asimilarlo, hoy recibe al Jimbee Cartagena en Copa del Rey

Lance del partido en el que se reclamó penalti a Peiró, en el suelo. | PAULA CLIMENT

Los días de fiesta no suelen conllevar buenos encuentros y eso le pasó al Family Cash Alzira FS. Después de una espectacular presentación de sus 14 escuadras de la base, el partido del primer equipo se convirtió en un quiero y no puedo ante un firme Barça ‘B’ que le ganó 2-5. Aunque apenas tendrán tiempo los de Braulio Correal para asimilarlo, porque hoy reciben al Jimbee Cartagena, de Primera División, en un encuentro de Copa del Rey.

Los jóvenes azulgranas ya empezaron avisando con un mano a mano de Carrasco que sacó Nacho Serra. No fallaría minutos después Valderrama para hacer el 0-1. Los catalanes sorprendieron con la salida del portero como jugador para atacar en superioridad ya en la primera parte. Campàs dejó claro por qué quiere hacerse un hueco en el primer equipo con un chutazo que volvió a desbaratar Serra. Tras un pase de Rafa Ara a Javi Sena que no acertó con el empate por poco llegó la igualada con un trallazo de Jaime Peiró que Dírul no atrapó y Rafa Ara remachó en línea de gol. El resto de la primera parte fue muy igualada con disparos de Campàs o un cañonazo de Rubi y un intento de sorpresa de cabeza de Cristian.

Al inicio del segundo acto, Peiró se encontró con un Álex Lluch que ya ha jugado dos partidos en Primera División con el Barça. A los tres minutos Víctor Pérez estrelló un balón en el palo y Campàs, al cuarto intento del encuentro logró marcar el 1-2. Los azulgranas son el equipo máximo goleador pero no lograron marcar en una contra con un balón al segundo palo al que Nacho Serra salvó milagrosamente el tiro de Valderrama. Nada pudo hacer el portero del Family con un cañonazo de abajo a arriba de García. El arbitraje no fue del agrado local con tres faltas señaladas en pocos minutos y, sobre todo, por lo que pareció un penalti claro sobre Peiró. Pese a que el filial barcelonista es el equipo más goleado de la categoría, defendieron bien y solo a tres minutos para el final Rubi encontró un hueco para lograr el 2-3. El gol despertó a un Palau adormecido –excepción hecha de la Curva Dril- y gritó el «¡¡A por ellos!!». Braulio arriesgó con Castejón como portero jugador. Peloncha tuvo el empate a 90 segundos para el final y en otro ataque, detenido por Álex Lluch, el portero marcó el 2-4 desde su área. Tras otra recuperación, Víctor Pérez logró el 2-5 a seis segundos para la conclusión.

Aprender la lección

Correal lamentó, tras el choque, que los suyos hubiesen dejado de lado sus señas de identidad: «No hemos puesto sobre la pista lo que hemos entrado esta semana, no hemos sido nosotros. Hemos estado muy espesos y tenemos lo que nos merecemos. El gol con portero jugador nos ha dado alas, pero ellos han sido muy efectivos. De lo de hoy tenemos que aprender, cuando nos saltamos nuestras pautas, somos vulnerables.

Sin tiempo para lamentaciones, el Family Cash Alzira FS afronta esta noche el partido de Copa del Rey contra el Jimbee Cartagena a las 20:30 horas en el Palau d’Esports. El equipo de Primera División llega después de ganar sus últimos cuatro partidos de liga y situarse quinto a solo tres puntos del segundo, el Viña Albali Valdepeñas. Las entradas se pueden adquirir a través de la página web del club alzireño a 10 y 5 euros, 5 y 3 para los abonados.

Compartir el artículo

stats