Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los mismos contagios pero con cuatro veces menos muertes gracias a la vacuna

En diez días se han detectado más de 800 positivos, dato similar al del año pasado, aunque tan solo se ha anotado un nuevo fallecido

Los sanitarios del Departamento de Salud de la Ribera reciben la tercera dosis de refuerzo. | LEVANTE-EMV

Los negacionistas tienen cada vez menos argumentos. Los datos de contagios y defunciones en la Ribera demuestran la eficacia de la vacuna contra la Covid. En los últimos diez días, la comarca ha sumado alrededor de 800 positivos, una cifra similar a la equivalente al mismo periodo del año pasado. Mientras en 2020 se produjeron cuatro defunciones, ahora tan solo se ha registrado una.

Si se amplía el foco del análisis, los datos reflejan un comportamiento similar. En los dos últimos meses, los registros oficiales de la Conselleria de Sanitat atribuyen a la comarca algo más de 1.700 contagios. De estos, seis perdieron la vida. Es decir, el 0,3 % sobre el total de enfermos. Desde que estalló la pandemia, las autoridades sanitarias han contabilizado en la Ribera 30.789 casos de Covid y 428 defunciones, según los últimos datos publicados ayer. Esto supone que ha fallecido el 1,39 % de las personas que afectadas por el coronavirus. Por tanto, en los dos últimos meses, la mortalidad también es cuatro veces menor.

Pese a ello, la libre circulación de la Covid todavía supone un riesgo. Menor, pero riesgo, al fin y al cabo. La vacunación ha alcanzado al 90 % de la población mayor de 12 años. Aunque son decenas de miles las personas de la comarca que pueden contagiarse y no tener síntomas o sufrir los más leves, todavía hay un sector de la población vulnerable. Y lo es cada día más ante el incremento de casos que se ha producido a lo largo de las últimas semanas. Sin ir más lejos, los 846 contagios detectados en los últimos diez días suponen la mitad de los registrados en dos meses. La curva se encuentra, por tanto, en plena crecida.

El portal estadístico sitúa a ocho municipios de la Ribera en una situación sanitaria de elevado riesgo, al superar los 500 casos por cada cien mil habitantes: Albalat, Alberic, Alcàntera, Alzira, Càrcer, Favara, Rafelguaraf y Sellent. La capital de la Ribera Alta concentra, aproximadamente, uno de cada cuatro contagios en los últimos diez días. En el lado opuesto, siete pueblos carecen de contagios recientes: Alfarp, Benimuslem, Catadau, Cotes, l’Énova, Llaurí y Polinyà.

Casos en los colegios

El repunte de casos ha generado cierta preocupación entre las autoridades sanitarias, especialmente tras detectarse contagios que afectaban a centros educativos. Tanto es así que la gerente del Departamento de Salud de la Ribera, Liliana Fuster, envió una carta a los colegios en la que advertía que solo en la semana del 22 al 26 de noviembre se habían detectado positivos en 34 centros, lo que se ha traducido en más de 800 PCR. «Si una persona presenta sintomatología respiratoria, aunque sea leve, debe quedarse en casa y contactar con su centro de salud. Se han detectado brotes porque tanto docentes como alumnos han ido a clase con síntomas compatibles y han trasmitido la Covid-19. Si una persona es contacto estrecho de Covid, aunque esté vacunada, no debe hacer vida normal. La vacuna no evita la transmisión», alertó.

Compartir el artículo

stats