Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ponz: «Por momentos no se sabía si el equipo de 2.ª era el Fuenlabrada o la UD»

El técnico del Alzira lamenta la forma en la que se produjo la derrota copera: por la mínima y siendo mejor que el rival en el cómputo global

Álvaro Traver recibe un balón durante el partido ante el Fuenlabrada. | JOSÉ GÓMEZ

«No sé si habrá otra ocasión como ésta para poder clasificarnos en Copa y jugar contra un Primera». Apesadumbrado se encontraba Dani Ponz al final del encuentro ante el Fuenlabrada por ver cómo su equipo «fue mejor que un Segunda División y en muchas fases no se sabía quién era el de la liga Smartbank y el de 2ª RFEF». En la mejor entrada de la temporada, con unos 1.700 aficionados, estos disfrutaron de un partido que el Alzira pudo ganar. Como casi siempre, la efectividad cara al marco contrario fue clave.

En una buena primera parte, la UD Alzira tuvo varias ocasiones para adelantarse en el marcador ante el CF Fuenlabrada de José Luis Oltra. Los suyos fueron los primeros en disparar desde fuera del área a los once minutos aunque sin problemas para Paweł. Dos defensas fueron los protagonistas del ataque alzirista, Juanma que cedió al joven central Roan quien chutó de primeras y obligó a Morro a hacer su primera intervención. Los aficionados azulgranas pidieron al unísono una mano de la defensa fuenlabreña que el trencilla castellano-manchego consideró que era involuntaria y con el actual reglamento no es considerada penalti. Minutos más tarde se volvió a reclamar un agarrón dentro del área sobre Zarzo –o al menos la falta anterior fuera, que tampoco se consideró suficiente para pena máxima-. La mejor ocasión de la primera parte también fue para el Alzira con un derechazo de Zarzo que se estrelló en el palo y Traver remató a gol pero en fuera de juego. «Fue una lástima no aprovechar la primera parte en la que los tuvimos ahí para adelantarnos en el marcador», comentó Ponz.

Tras el buen arranque de segundo acto de los madrileños, el Alzira empezó a acercarse de nuevo al marco de Morro con centros aunque sin inquietarlo. Las jugadas a balón parado eran el mejor baluarte de los visitantes y tras un perfecto saque templado de Pedro León, Soldano logró su primer gol de la temporada con un cabezazo picado al que no pudo llegar Paweł. Oltra sacó a jugadores más habituales en liga y Dani Ponz a hombres más ofensivos para lograr el empate. El debut del joven Martín Lapeña fue lo mejor de la noche. El de Agullent dejó gotas de su calidad con magníficos pases a la zona de ataque. Uno fue cabeceado por Nierga y forzó la estirada de Morro. Traver tuvo que retirarse aquejado por una posible rotura de fibras. Tras el partido, Ponz se emocionó cuando supo que un niño había llorado por la derrota del Alzira pese a haber jugado mejor. «Es mejor que se genere ese sentimiento y esa identidad incluso a que pasáramos la eliminatoria. La afición ha estado fantástica animando en todo momento. Que no se preocupen porque estoy seguro que pronto nos veremos en otra como esta».

Compartir el artículo

stats