Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El incivismo obliga a la brigada a limpiar en Alzira 35 vertederos ilegales

La Concejalía de Servicios Públicos advierte a los desaprensivos de que pueden ser sancionados con multas de hasta 3.000 euros

Operarios municipales retiran escombros depositados en el solar de un polígono. | LEVANTE-EMV

El incivismo es muy caro. Operarios municipales y de la contrata municipal de limpieza han tenido que retirar escombros y todo tipo de desperdicios arrojados en cunetas y solares urbanos. Se han adecentado nada menos que 35 vertederos ilegales, una cifra que, según la Concejalía de Servicios Urbanos, debería hacer reflexionar a los ciudadanos dado que el municipio dispone de un Ecoparque al que pueden, y deben, llevarse esos restos de obra, electrodomésticos en desuso y todo tipo de basura.

La ordenanza municipal contempla que los desaprensivos a los que se sorprenda depositando cualquier clase de escombros o desechos en un vertedero incontrolado serán sancionados con 3.000 euros de multa. El edil Fernando Pascual ruega la colaboración ciudadana para minimizar la mala imagen creada al abandonar los desechos en vertederos incontrolados, además de la insalubridad que genera.

Va en aumento

La práctica de arrojar desperdicios sin respetar la normativa ni las mínimas normas de urbanidad, lejos de acabarse, va en aumento, según constatan los gestores municipales. La irresponsabilidad de algunos genera, además de riesgos sanitarios, mucho gasto ante la necesidad de intervenir para limpiar el exceso de suciedad en las calles y los basureros incontrolados.

«No entendemos que pudiendo hacer uso del Ecoparque, donde por utilizarlo se obtienen bonificaciones en el recibo de la tasa de reciclaje, los imprudentes campan a sus anchas y depositan aquello que no les es útil en vertederos ilegales », deplora la concejalía del área.

Un real decreto exige desde el 2008 el tratamiento de todos los desperdicios de obra por gestores autorizados, empresas que deben de priorizar el reciclaje en el caso de obras de gran magnitud. Si es una obra doméstica, los ciudadanos deben depositar por su cuenta los escombros en el ecoparque, el lugar destinado a esa finalidad.

Compartir el artículo

stats