Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Algemesí danza para celebrar el aniversario de la Festa como Patrimonio de la Humanidad

«Es el tesoro más grande que podemos mostrar al mundo», destaca la alcaldesa

Algemesí danza para celebrar el aniversario de la Festa como Patrimonio de la Humanidad |

Algemesí se reencontró ayer con sus tradiciones más seculares. Dos años después de la última representación, cientos de vecinos volvieron a salir a las calles para escenificar la más bella representación del folclore autóctono, el legado más preciado transmitido, generación tras generación, de padres a hijos. Había ganas de recuperar la procesión, suspendida durante 2020 y 2021 por las restricciones impuestas por la pandemia. Y también sobraban los motivos para recurrir de nuevo al evocador sonido del tabalet y la dolçaina. Había que conmemorar el décimo aniversario de la declaración de la Festa de la Mare de Déu de la Salut como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad y nadie faltó a la cita.

Algemesí danza para celebrar el aniversario de la Festa como Patrimonio de la Humanidad | FOTOS: PERALES IBORRA

Fue el de ayer un desfile singular. Mucho más corto de lo habitual y repleto de mascarillas. Había que mantener la distancia de seguridad y el repunte de contagios incluso restó público, pero el entusiasmo y las emociones se desbordaron como siempre. «El sentimiento que tenemos hoy es de gran alegría. Llevamos dos años sin poder hacer la fiesta más grande y reconocida de Algemesí, el tesoro más grande que podemos mostrar al mundo. Ha salido, además, un buen día y podremos celebrar bien esta festividad que es un hito para nosotros, esa declaración como Patrimonio del que hoy celebramos su décimo aniversario», afirmó muy animada la alcaldesa, Marta Trenzano.

Algemesí danza para celebrar el aniversario de la Festa como Patrimonio de la Humanidad |

La misa celebrada en el Museu de la Festa dio paso a una primera exhibición en el claustro. Una tras otra, salieron todas las «collas» para iniciar el desfile. Primero los integrantes de las torres humanas. Marcos Castell, mestre de la Muixeranga, aunaba ilusión y nervios: «Hay muchísimas ganas de levantar las torres y hacerlas bien. Tenemos un poco de miedo porque trabajamos con niños nuevos y por el aire que sopla hoy, pero estamos muy ilusionados después de dos años», admitió a Levante-EMV. Tras las dos agrupaciones muixerangueras, los «bastonets» comenzaron a entrelazar sus figuras y los golpes a un ritmo perfectamente sincronizado que se ganó el aplauso unánime de los espectadores. Tras ellos, salieron «els misteris» y «els pastorets», con un baile menos espectacular, pero lleno de ternura por estar representado por niños.

Algemesí danza para celebrar el aniversario de la Festa como Patrimonio de la Humanidad |

Las niñas que sostenían «els arets» y la «carxofa» agradaron igualmente. Tras ellas, llegaban «els llauradors» con el baile típico acompañado de castañuelas y los «cabezudos», tras los que aparecieron, justo antes de la Mare de Déu de la Salut, «els tornejants», sus soldados, en una exhibición marcial que simbolizaba la protección prestada a su patrona. A la hora de salir la Mare de Déu, se desataron las emociones. Muchos no podían reprimir las lágrimas. Y tras la virgen desfilaron «els blancs» seguidos de los ancianos del apocalipsis que, después de cantar, recibieron aplausos de los presentes: «No nos aplauden a nosotros sino a la Virgen», precisó uno de ellos.

Algemesí danza para celebrar el aniversario de la Festa como Patrimonio de la Humanidad | FOTOS DE PERALES IBORRA

Julio Blasco, director del Museu de la Festa, estuvo presente durante toda la representación: «La de hoy es especial, de duración reducida. Decidimos hacerla cada 5 años en el día de la Purísima, para celebrar nuestro nombramiento por parte de la Unesco», afirmó. Asimismo, quiso añadir la importancia de ese día: «Nos está sirviendo para saber el estado de ánimo de los ciudadanos después del Covid y no me cabe la menor duda de que están muy animados y tenían muchas ganas de salir».

Algemesí danza para celebrar el aniversario de la Festa como Patrimonio de la Humanidad

Sobrecoge el trabajo y esfuerzo tan grande que hay detrás de las danzas. «Son horas y horas de ensayos para que todo salga bien y lo hemos conseguido, estamos muy contentos», resolvió Marcos Castells al llegar a la Plaça Major. Algunos «bastoners» llegaron con el bastón roto o agrietado por los golpes e incluso el grupo femenino invitó a una chica que formó parte de él anteriormente, y que estaba de espectadora, a realizar con ellas un «pase», siguiendo así la tradición.

Algemesí danza para celebrar el aniversario de la Festa como Patrimonio de la Humanidad

Todos esperaron la llegada de la Mare de Déu de la Salut a hombros de «els volanders». Fue el momento de mayor fervor y solemnidad. Fue recibida con cohetes y aplausos. Todos danzaron al unísono para darle la bienvenida y «les muixerangues» hicieron dos nuevas torres humanas, una a cada lado de las puertas de la basílica en donde la Mare de Déu fue introducida para dar fin a una procesión que, una vez más, justificó ante los espectadores por qué fue reconocida como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad hace justo diez años.

Algemesí danza para celebrar el aniversario de la Festa como Patrimonio de la Humanidad

La procesión la sostienen algemesinenses que trabajan todo el año para que todo salga perfecto. Ninguno cobra y el pueblo se entrega con fervor y esfuerzo para mantener viva una tradición que ha logrado no solo entusiasmar a los valencianos sino también a un exigente jurado internacional que la declaró, hace diez años, Patrimonio de la Humanidad.

Algemesí danza para celebrar el aniversario de la Festa como Patrimonio de la Humanidad

Un día para no olvidar. Tras dos años sin poder salir, las danzas vuelven a Algemesí con más ganas que nunca. 1 Las dos «muixerangues» y «tornejants» recibiendo a la Mare de Déu a su entrada en la Basílica.

Algemesí danza para celebrar el aniversario de la Festa como Patrimonio de la Humanidad

2 Fuegos de artificio, lanzados desde el tejado del ayuntamiento, a la llegada de la Virgen 3 Los «Ancianos del apocalipsis» en su recorrido hacia la plaza Mayor 4 «Els pastorets» en una de sus actuaciones durante su procesión 5 Una de las torres humanas realizadas por la «Nova Muixeranga» durante su llegada a la plaza Mayor 6 El «Mestre» Marcos Castell dirigiendo a la «Muixeranga d’Algemesí» a las puertas de la Basílica para recibir a la Mare de Déu. F

Algemesí danza para celebrar el aniversario de la Festa como Patrimonio de la Humanidad

Menos gente, mismo entusiasmo. Aunque con menos asistencia, el público mostró su entusiasmo con el espectáculo 7 La Mare de Déu de la Salut a hombros de «els volanders» 8 «Els Llauradors» danzando en la plaza Mayor 9 Los Cabezudos llegando a la plaza 10Los «Tornejants» danzando 11Los «Bastoners» en una de sus exhibiciones

Algemesí danza para celebrar el aniversario de la Festa como Patrimonio de la Humanidad

12Las niñas de «Els Arquets» realizando el número de «la Carxofa»

Algemesí danza para celebrar el aniversario de la Festa como Patrimonio de la Humanidad

13Parte del público asistente en la plaza, de pie, en las gradas y en los balcones de los domicilios F

Desde Filipinas con ganas de vivir las fiestas de Algemesí

Alejandro es filipino, tiene 20 años y vive desde hace un tiempo en Valencia. Junto con su amigo recién llegado de Filipinas, acudió a vivir las fiestas de la localidad de la Ribera: «Venimos porque es Patrimonio de la Humanidad. Hace tiempo que quería venir, pero las fechas en las que se da la fiesta, en septiembre, me venían bastante mal». Respecto de lo que más ganas tenían de ver en esta visita, tenían clara una cosa: «Las torres humanas, nunca hemos visto una».

Compartir el artículo

stats