Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Senado rechaza las enmiedas que protegerían a Alzira de las inundaciones

Descarta las propuestas pore 20 millones de Compromís que permitirían ampliar el barranco

La financiación deberá esperar. El Senado rechazó esta semana las enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado presentadas por Compromís y que incluían partidas concretas para reducir el impacto de las inundaciones en Alzira.

Aunque fueron varias las formaciones que mostraron su interés a la Federació d’Associacions de Veïns d’Alzira de cara a incluir la reivindicación de la capital de la Ribera Alta en las cuentas del Estado, finalmente solo el senador de Compromís, Carles Mulet, las concretó. Promovió la ampliación del barranco de la Casella desde la Tanca de Sant Antoni, donde confluye en él el Barranc de l’Estret, y la desembocadura del Barxeta, y para reordenar la confluencia de la CV-50 con la CV-41, una actuación necesaria para ampliar el barranco en el punto más crítico: el Pont de Xàtiva. Los técnicos plantean la conveniencia de derribar el actual puente de la CV-50 y sustituirlo por una rotonda que, además de ganar espacio para el barranco, ayude a proteger la ciudad.

Las enmiendas presentadas solicitaban un partida de 13,3 millones para la ampliación del torrente y otra asignación de 6,7 millones de euros para la reordenación. Estas se basaban en la estimación de costes que realiza el estudio que en estos momentos ultima la empresa Typsa por encargo del Ministerio de Transición Ecológica para que planteara alternativas que reduzcan el riesgo de inundación.

Compartir el artículo

stats