Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Sida ya es residual

La Ribera registró su mayor incidencia entre los años 1986 y 1998

Fachada trasera del Hospital de la Ribera que da acceso al departamento de Urgencias. | LEVANTE-EMV

Durante 2020, un total de 354 personas recibieron un diagnóstico de VIH en la Comunidad Valenciana. De ellos, solo 6 en la provincia de Valencia. Con respecto al Departamento de Salud de la Ribera, se atendió «una cantidad irrisoria, 1 ó 2 como mucho» según fuentes consultadas. La mayoría de diagnósticos nuevos en 2020 fueron de hombres de entre 20 a 44 años. La vía de transmisión representa casi el 50% en hombres homosexuales y bisexuales. En el caso de relaciones heterosexuales, esa cifra fue del 22%.

Historia en la comarca

El primer caso de Sida que trató el Departamento de Salud de la Ribera, se registró en el año1986. La evolución de los casos fue muy marcada durante los años siguientes. Ya en la década de los 2000, el número de enfermos se redujo notablemente. De todos aquellos casos, se destaca que más del 80% de los infectados por el virus del VIH eran hombres de entre 25 y 39 años. Las vías de transmisión más comunes fueron, por un lado, la compartición de jeringuillas entre drogadictos y, por otro, las relaciones sexuales sin protección, tanto heterosexuales como homosexuales.

Enfermedad crónica

Hay que tener en cuenta que la enfermedad aparece entre 5 y10 años después del contagio. Actualmente con los tratamientos adecuados, la infección por VIH se cronifica y la persona puede llevar una vida normalizada.

Tratamientos y preventión

La Agencia Europea del Medicamento autorizó, a finales de 2020, la comercialización de un medicamento de larga duración que elimina la necesidad de tomar diariamente comprimidos. En cuanto a tratamientos preventivos, Estados Unidos ha aprobado «Apretude», un inyectable que reduce hasta un 90% el riesgo de contraer el VIH. En el resto de países, existe un fármaco oral para aquellas personas que no tienen SIDA pero que están en muy alto riesgo de contraerlo. Aún así, la mejor prevención se consigue usando el preservativo y evitando compartir jeringas u otros objetos susceptibles de contagiar.

Compartir el artículo

stats