Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los animalistas repetirán las protestas por la muerte a tiros de un perro hasta el juicio

Los promotores califican de éxito la primera manifestación en la Barraca y el dueño prevé acampar ante el ayuntamiento para que el caso no caiga en olvido

Participantes en la manifestación celebrada en la Barraca por la muerte de Enzo. | LEVANTE-EMV

Los animalistas se manifestaron el domingo por las calles de la Barraca d’Aigües Vives en una protesta pacífica convocada tras la muerte de Enzo, el perro que recibió dos disparos de un rifle de balines al acceder a una propiedad privada en la que supuestamente mató a una gallina, según el argumento esgrimido por el agresor para justificar su acción. Los convocantes de la movilización anuncian que esta primera manifestación tendrá continuidad con una sucesión de protestas y campañas en las redes sociales para que la muerte del perro no caiga en el olvido y para reclamar que se haga justicia. El propietario del perro, José Pendiente, amenaza incluso con acampar a las puertas del consistorio de la Entidad Local Menor de la Barraca por un tiempo indefinido para dar visibilidad a este incidente y que un hecho así no se vuelva a repetir.

El caso de la muerte de esta mascota a principios de diciembre ha tomado una nueva dimensión desde que los animalistas iniciaran el domingo la primera de una serie de manifestaciones que, según anuncian, finalizarán «a las puertas de los juzgados de Alzira el día que se celebre el juicio por la muerte de Enzo, para el que todavía no hay fecha», según señalan fuentes de la organización. Los promotores valoran como un «éxito» la asistencia a la protesta del domingo, que cifran en cerca de un centenar de personas.

Los participantes se concentraron a media mañana a las puertas del Ayuntamiento de la Barraca, en la calle Matilde Malo. El recorrido de la marcha siguió por las calles Solana, Estació, Les Aigües, General Jofre, Josep Piera Montagud, Milagros Veres Marín y finalizó en la calle Pintor Sorolla por indicación expresa de la Delegación de Gobierno. La comunicación previa de la protesta pedía acabar la marcha frente a la casa del presunto autor de la muerte del perro. No obstante, en el escrito de respuesta de la Secretaría General de la Delegación del Gobierno al organizador de la manifestación, se autorizaba el itinerario aunque modificando su final, denegando así la petición, para evitar posibles «alteraciones de la seguridad ciudadana o el orden público con peligro para personas o bienes, dada la especial significación del lugar».

Lazos negros en la marcha

Un centenar de personas se presentó a la convocatoria, según la organización, provistas de carteles, silbatos y hasta acompañados de sus mascotas. Una gran pancarta con el lema «No al maltrato, no al asesinato», acompañada de fotos del perro Enzo y lazos negros, encabezó la marcha al grito de «¡Justicia para Enzo!».

José Fayos, organizador de la concentración que ha ejercido como portavoz de la familia desde la muerte de Enzo, expresó ayer su satisfacción con el resultado de la primera protesta: «Todo fue espectacular, un éxito». Asimismo, José Pendiente, el dueño del can fallecido, también manifestó su satisfacción, si bien dejó claro que esta será completa «el día en que se haga justicia».

Pendiente, además, anuncia su intención de instalar una tienda de lona y acampar a las puertas del consistorio de la Barraca d’Aigües Vives, o enfrente de los juzgados de Alzira «para que se haga justicia y no se olvide el caso».

Por su parte, Fayos anuncia más concentraciones en los próximos meses: «Seguiremos manifestándonos durante el nuevo año y mantendremos vivas las redes sociales para que la muerte de Enzo no quede en el olvido». Ese goteo de manifestaciones finalizará el día del juicio con una última concentración a las puertas de los juzgados, según adelante el propio Fayos.

Compartir el artículo

stats