Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El otoño deja en la Ribera temperaturas casi un grado más altas de lo normal

El análisis de precipitaciones refleja superávits de hasta el 42 % en Polinyà, pero también zonas con escasez de lluvia como el déficit del 26 % en Sumacàrcer

Una tromba dejó fuertes lluvias el 20 de noviembre en Alginet y Benifaió, en la imagen. | LEVANTE-EMV

El otoño climático, que abarca los meses de septiembre, octubre y noviembre, deja en la Ribera temperaturas hasta 0,8 º C más altas de lo habitual, según el avance publicado por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que sitúa en Carcaixent la anomalía térmica más acusada en la comarca.

La delegación territorial de Aemet define este trimestre como cálido y pluviométricamente normal en el conjunto de la Comunitat Valenciana, si bien los observatorios de la Ribera ofrecen datos muy dispares. Todas las estaciones menos la de Sueca registran temperaturas medias por encima de lo que se considera normal, en base al promedio del periodo 1981-2010, pero el análisis pluviométrico revela superávits de hasta el 42 % en el caso de Polinyà del Xúquer, aunque también déficits de lluvia importantes. El más acusado en este caso se localiza en Sumàcarcer con un 26 % menos de lluvia de lo que se considera normal. Los datos confirman la tendencia del análisis anual, que refleja que ha llovido más cerca de la costa, en este caso la Ribera Baixa, que en el interior de la comarca.

Se da la circunstancia de que Sumacàrcer marcó en septiembre una de las temperaturas más altas de la Comunitat Valenciana al alcanzar los 35 º C en uno de los dos periodos cálidos que se dieron ese mes, lo que ha contribuido a que la temperatura media del otoño climático se haya elevado 19,8 º C, lo que representa 0,4 º C por encima de lo que marca el período de referencia. Anomalías térmicas más altas presentan los observaotrios de Polinyà (+0,5º C), Montserrat (+ 0,6) y Carcaixent (+ 0,8). De los observatorios de la Ribera que aparecen en el informe de Aemet solo el de Sueca registra una temperatura ligeramente más baja de la que señala el promedio histórico, en este caso, - 0,1 º C.

Mucho más variable fue el régimen de lluvias, ya que además de Polinyà, donde se recogieron 414,1 l/m2, el avance del otoño climático también refleja un superávit del 40 % en Alginet (354,4 l/m2), del 35 en Sueca (389,3) y del 9 % en Carcaixent (282), mientras que dos localidades ofrecen registros inferiores a los que se considerarían normales. En el caso de la Pobla Llarga, el déficit del 6 % se ajusta a la media autonómica, mientras que en Sumacàrcer se dispara hasta el 26 %.

El balance anual arroja más lluvia en la costa que en el interior

El avance del año climatológico publicado por Aemet, con datos recogidos hasta el 16 de diciembre, revela que el régimen de lluvias fue superior en la Ribera Baixa, con un superávit del 14 % frente al ligero aumento del 2 % que ofrece la media de la Ribera Alta, en un año que Aemet califica como muy cálido y pluviométricamente normal. Los registros de lluvia de la Ribera Baixa computan un aumulado de 720 l/m2 frente a los 638,8 que recoge el promedio histórico, mientras que el acumulado de la Ribera Alta fue de 589,9 l/m2, frente a los 580,3 que señala el promedio del período 1981-2010.

Compartir el artículo

stats