Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reparto de puntos entre la UD Alzira y el Toledo que no contenta a nadie

El argentino Agus Coscia adelantó a los ribereños en la segunda mitad, pero Alberto devolvió la igualdad al marcador diez minutos después

Chema Moreno controla el esférico de espaldas. | JOSÉ GÓMEZ

El empate a uno que la UD Alzira cosechó en la primera visita del Toledo cayó como un jarro de agua fría mayor que el aguacero que arreció sobre el Luis Suñer Picó. El punto deja el play-off de ascenso a cuatro unidades cuando la victoria acercaba a dos de ésta e incluso a 4 y 5 de Murcia y Hércules, que habían perdido. Dani Ponz alineó a Unai en portería, como los últimos partidos en casa; la defensa clásica Estacio, Kaiser, Soler, Juanma; Lado y Marenyà por el centro y Beli y Carlos Pérez en bandas. «Quisimos que ocupasen el carril interior para dejar el exterior a Estacio y Juanma», explicó el segundo entrenador, Marc Garcia, que sustituyó en el banquillo al sancionado técnico del Grau. Coscia y Chema fueron la pareja de delanteros. Sin embargo, la realidad fue otra: «No nos salió nada. No recuperábamos el balón, no sabíamos manejarlo cuando lo teníamos…», añadió. El Toledo sorprendió con un sistema que no había utilizado hasta la fecha.

El Toledo empezó esperando al Alzira ordenado en su campo y ante la falta de peligro de los azulgranas, se decidió a construir juego. A los 16 minutos llegó la primera ocasión cuando uno de los dos pichichis del equipo, Migue García, hizo un recorte a su marcador y el disparo raso fue repelido por Unai con una estirada.

El Toledo no se había reforzado en el mercado de invierno en su delantera por cuestiones económicas y los siete goles de Cedric. El madrileño tenía la pólvora mojada y a falta de goles, provocó acciones en ataque como una falta en la frontal que Migue García envió ligeramente por encima del larguero. La primera ocasión alzirista llegó en el minuto 28 con una falta que cabeceó floja Kaiser a manos de Roberto. Los toledanos respondieron con otro disparo desde la media luna de Cambil que Unai despejó a córner.

Pese a que el Toledo había estado mejor que el Alzira en el primer acto, Javi Sánchez fue el primero en hacer cambios. “Pensamos que hubo falta de intensidad por parte de nuestros jugadores porque sin sustituciones ni cambios de esquema, salieron mejor al segundo tiempo”, explicó Marc. En plena tromba de agua, el Toledo recibió el jarro de agua más fría con una gran jugada de Carlos Pérez, que metió el balón entre los defensas y Coscia batió por abajo a Roberto. El gol no le sirvió al argentino para seguir en el partido ya que fue sustituido por Francis, así como Beli por Sesé. Carlos Pérez pudo ocupar su posición natural en la mediapunta y el carril izquierdo pasaba a tener un específico como Francis. El fútbol fue justo con el Toledo cuando al filo del 60 Iván Cédric se internó en el área, su disparo fue repelido por Unai y Alberto recogió el rechace para lograr el empate. Por si fuera poco, el Alzira se quedó con un jugador menos cuando Kaiser derribó a Cédric en la frontal del área.

Dani Ponz dio entrada al central David López y retiró a Carlos Pérez mientras que Javi Sánchez dispuso a Dieguito por Alberto. A diez para la conclusión, los verdiblancos pidieron penalti por manos que el colegiado aragonés confirmó que existían pero que el defensor estaba en caída y no era sancionable. Nada más sucedió en una desapacible tarde de entrada a la primavera.

Compartir el artículo

stats