Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El alcalde de Cullera acusa a la CHJ de «dejadez» por la suciedad de sus playas

Cada retirada de escombros de la orilla supone un gasto que supera el millón de euros

Así quedó la playa tras la última Dana: cañizo y restos de basura inundaron la orilla. | LEVANTE-EMV

Las intermitentes precipitaciones que, de manera persistente, se presentan desde hace poco más de una semana, no solo han deslucido las fiestas falleras, sino que también han conllevado inundaciones y han arrastrado miles de cañas y basuras a las playas de Cullera procedentes del Xúquer. Ello ha conllevado el malestar del primer edil, Jordi Mayor, quien denuncia a la Confederación Hidrográfica del Júcar por «no mantener los lechos de este río y afluentes en perfectas condiciones para que no ocurra lo mismo en episodios de lluvias», protestó.

El temporal de estos últimos días ha repetido en Cullera escenas como las que se vivieron en la última Dana: playas cubiertas de cañizos y desperdicios diversos, una suciedad que a las arcas municipales les cuesta un desembolso de un millón de euros «por una suciedad que no generamos y que se nos obliga a limpiar para poder tener las playas en perfectas condiciones para la campaña turística», lamentó Mayor quien, a su vez, acusó a la CHJ de «dejadez de sus funciones» al no limpiar los lechos del Xúquer y sus afluentes para que, en episodios de lluvias, estas estampas no vuelvan a repetirse.

Precisamente el pasado 11 de febrero, el alcalde de Cullera, exigió a las Cortes Valencianas que las playas del municipio dejaran de ser «el vertedero del Xúquer» y, a su vez, pedía una solución viable. Según Mayor: «Ya tenemos la playa del Marenyet plagada de cañas y suciedad. Es un hecho lamentable que tenga que denunciar una y otra vez, porque se trata de una suciedad que no genera el pueblo de Cullera pero que, a su vez, nos vemos obligados a limpiar si queremos tener las playas en perfectas condiciones para la campaña turística», expresó.

15 kilómetros de basura

El primer edil especificó que los costes derivados del saneamiento de los 15 kilómetros de playa anegados de cañas y basura, supera el millón de euros, que el propio ayuntamiento ha de sufragar de las arcas municipales.

Compartir el artículo

stats