Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UD Alzira tratará de ganar de nuevo en el Luis Suñer dos meses después

El conjunto azulgrana recibe esta tarde en su campo al filial del Granada con las bajas suguras de Soler, Roan, Bono, Germán y Chema

Lance del partido de ida entre Recreativo Granada y UD Alzira. | GRANADA CF

La UD Alzira recibirá a las 18 h. en el Luis Suñer Picó por primera vez al Recreativo Granada. Su primer equipo ya visitó el feudo alzirista en 1987 con victoria por 2-3. Los ribereños esperan que no se repita el signo del encuentro para lograr cuanto antes la permanencia y romper la racha como local, pues no gana en su estadio desde el 23 de enero. Otro de los anhelos azulgranas sería volver a tener posibilidades de jugar la fase de ascenso.

El filial granadino empezó la liga como un cohete, ocupando la parte alta de la tabla. El objetivo de la directiva de Los Cármenes era que el equipo esté lo más alto posible o incluso que subiese a 1ª RFEF. De ahí que además de formar jugadores en la cantera nazarí, fichan futbolistas del resto de España e incluso extranjeros como el delantero uruguayo Camarga. Justo hace una vuelta, con la victoria del Alzira en la ciudad deportiva, el filial empezó a decaer. Sumó nueve jornadas sin ganar, con seis empates. Se rehízo mínimamente ganando al Melilla y Mancha Real y empatando en Águilas y Toledo. En el último mes ha perdido consecutivamente contra Marchamalo, Puertollano, Intercity y Mar Menor, con lo que está a dos puntos del descenso. Su entrenador, Rubén Torrecilla, subió al primer equipo tras la destitución de Robert Moreno. Juan Antonio Milla se hizo cargo del filial y tendrá un grave problema. La expulsión del carcaixentí Aarón Escandell en Mendizorroza obligará a Torrecilla a convocar a un portero del filial. Ángel ha sido operado del hombro por lo que el portero titular del Recreativo, Cheick, será el elegido para ocupar mañana el banquillo ante el Rayo Vallecano. Así, Milla se verá obligado a recurrir al juvenil. Importante ha sido la baja invernal de Adri Butzke, autor de 7 goles, que firmó por el Paços de Ferreira e Isma Ruiz, que se ha consolidado en el primer equipo.

El Alzira está padeciendo «lo complicada que es siempre la segunda vuelta en la que cualquier equipo puede ganar», comentó Dani Ponz. El técnico de Sollana iba más allá en su análisis: «Estamos haciendo demasiadas cosas negativas en defensa, cuando era nuestra faceta más importante». No podrá contar con Soler, que hasta el día 12 no le quitarán el hierro que protege su brazo lesionado; Roan, que se tuvo que retirar del entrenamiento del jueves; Bono, Germán y el sancionado Chema. Selfa y Francis podrían tener minutos. El suecano llevaba 17 días parado y necesita tiempo para readaptarse completamente. Francis tuvo la mala suerte de meter el pie lesionado contra el Mancha Real en un agujero y se produjo un esguince, aunque Dani quiere contar con él aunque sea unos minutos.

El árbitro será el catalán Salvador Morros Monge que ya dirigió el Alzira 0, Mancha Real 0 de la primera vuelta.

Los padres y madres de la cantera dispondrán de entradas a precio reducido y los abonados podrán retirar hasta dos entradas de tribuna o general a 10 y 5 euros cada una. Todos los que adquieran una entrada recibirán una botella del centenario del Alzira.

Compartir el artículo

stats