Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El hospital, referente en la adicción al tabaco, ya ha tratado a 500 pacientes

El centro asistencial alzireño, entre los 40 de España acreditados por la Sociedad de Neumología

Consulta que atiende el tabaquismo en el hospital. | LEVANTE-EMV

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) ha acreditado al Hospital Universitario de la Ribera como Unidad Básica en Tabaquismo. España solo cuenta con 40 hospitales dotados con esta distinción. Desde mayo de 2019, esta Unidad ha atendido a más de 500 nuevos pacientes que han sido derivados por un especialista o por su médico de Atención Primaria.

El hospital alzireño se ha convertido en el cuarto hospital de la Comunidad Valenciana que dispone de esta unidad acreditada, junto a los centros hospitalarios como el Clínico de Valencia, el Dr. Peset y el Arnau de Vilanova. La SEPAR reconoce al Hospital Universitario de la Ribera como centro sanitario que cumple con los requisitos profesionales y técnicos para ofrecer este tipo de atención especializada a los fumadores que se proponen dejar de serlo. Además de tratar a pacientes, también se atiende a profesionales del Departamento de Salud de la Ribera si demandan este tipo de ayuda.

El proceso que recorre un paciente que llega a esta unidad pasa por diferentes etapas. En primer lugar se le realiza una historia clínica general y específica de tabaquismo, junto a una exploración física, una medición de la cantidad de monóxido de carbono que tiene su aire espirado y diversos test de dependencia nicotínica y de motivación. A continuación se establece con el paciente un plan de actuación con consejos y material de auto ayuda. A partir de este momento se sigue la evolución del paciente, marcando una visita al mes hasta que se complete el tratamiento y se consiga superar de tres a seis meses de privación del tabaco. El equipo médico acompaña al paciente en todo su recorrido, revisando los síntomas del síndrome de abstinencia, recogiendo las mejoras clínicas que el paciente asocia al abandono de la sustancia y comprobando la correcta utilización del tratamiento farmacológico, solo en caso de que este haya sido prescrito.

Algunos de los perfiles más tratados pertenecen a fumadores previamente ingresados en UCI y con enfermedades crónicas descompensadas, como pueden ser cardiopatías, hepatopatías, nefropatías, neumopatías o cáncer. También se presta especial atención a las pacientes fumadoras que cursan un embarazo o aquellas que están en periodo de lactancia.

Compartir el artículo

stats