Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UCI del hospital se humaniza

También aumentarán los paseos con pacientes

El Hospital de la Ribera ha implantado un plan de humanización en su Unidad de Cuidados Intensivos. La flexibilidad del horario, la mejora de la comunicación con los familiares y la posibilidad de disponer de elementos de distracción –móvil, radio- son algunas de las medidas implantadas con el fin de mejorar la estancia de sus pacientes.

El responsable de estos cambios es grupo de trabajo multidisciplinar formado por una veintena de médicos, enfermeros y auxiliares de Enfermería del Servicio de Medicina Intensiva que han diseñado ese protocolo. Se ha flexibilizado el horario de visita de los familiares. Además del horario habitual (media hora a las 13:30 horas y a las 20:15 horas), se habilita un tiempo extra de cuatro horas por la tarde, para que uno o dos cuidadores del paciente puedan quedarse con él y acompañarle.

El ingreso en la UCI es percibido, tanto por el paciente como por sus familiares como una vivencia estresante y una de las principales necesidades de la familia es la proximidad a su familiar enfermo, así como el recibir una mayor información por parte de los profesionales. En este sentido, se actualizará la guía informativa y el personal sanitario comunicará todos los días la evolución del paciente ingresado.

También se realizarán paseos con pacientes que llevan mucho tiempo ingresados con la ayuda de un fisioterapeuta y una grúa especial por un circuito diseñado que recorre la UCI. «Vistos los buenos resultados que se obtienen, se ampliarán al mayor número de pacientes posibles», detallan fuentes sanitarias. Una estancia prolongada en la cama provoca que se pierda masa muscular y se gane debilidad y con los paseos el traslado a la planta de hospitalización es menos brusco y genera un efecto psicológico muy positivo. La UCI del Hospital de Alzira es de las primeras Unidades de Cuidados Intensivos de un hospital público valenciano que dispone de tres fisioterapeutas asignados durante todo día.

Sedación

El protocolo también persigue ofrecer la sedación que el paciente necesita para controlar el dolor, pero manteniendo su capacidad de consciencia para que siga comunicándose con el personal sanitario y sus familiares.

El uso del teléfono móvil estará autorizado siempre que no interrumpa el trabajo de los profesionales ni moleste al resto de los usuarios. También disponer de libros o radios. «El objetivo es seguir implantando medidas que nos permitan avanzar en la humanización de la unidad en beneficio de los pacientes y sus familiares, pero también de nuestros propios profesionales», destaca el hospital.

Compartir el artículo

stats