Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El castillo de Corbera se consolidará para ser visitable a finales de 2023

Ya el pasado año se intervino para reforzar la muralla

La puerta de acceso a la fortaleza medieval de Corbera en una imagen obtenida ayer. | PERALES IBORRA

El castillo de Corbera podrá recibir visitas en breve. La Diputació de València dispone ya de la autorización de la Dirección General de Cultura para acometer la consolidación geológica de la fortaleza, una actuación que supone un paso más en la seguridad y reconstrucción de este elemento histórico declarado Bien de Interés Cultural. Si todo va según lo previsto, las obras que evitarán posibles derrumbes concluirán el próximo año, en el que se cumplen dos décadas desde la compra por parte de la corporación provincial.

El proyecto de consolidación geológica para actuar en la montaña sobre la que se levanta el castillo supondrá una inversión superior al medio millón de euros, la misma cantidad que ha invertido la Diputació en el castillo en los últimos cinco años, desde que en 2017 se realizaran las actuaciones arqueológicas previas a la restauración y un año después se redactaran el plan director de usos y el proyecto arquitectónico y arqueológico de consolidación y restauración, junto a las obras de urgencia que se llevaron a cabo para la evacuación de pluviales. La obra que prepara el área provincial de Patrimonio para reforzar la seguridad del castillo consistirá en «coser las zonas de la montaña con riesgo de derrumbe, lo que dará paso a una extensa campaña arqueológica que profundice en la reconstrucción de las murallas y el interior». Este es uno de los dos proyectos que tiene en marcha la Diputació, mientras que el segundo, centrado en las defensas provisionales, permitiría hacer el castillo visitable, que es el objetivo que persigue la corporación provincial.

La Diputació ejecutó el pasado año la primera fase de las obras de conservación y restauración de la muralla, con la intención de consolidar el cierre exterior de la fortaleza, así como la adecuación del camino de acceso. Ahora, al tiempo que se trabaja en la seguridad del monumento para hacerlo visitable, se tiene la vista puesta en la consolidación geológica del castillo, que una vez recibida la autorización de Cultura estará finalizada antes de concluir 2023.

A partir de ese momento, está previsto acometer una campaña arqueológica extensa para definir las siguientes fases de reconstrucción, tanto de las murallas como del interior de la fortaleza, una vez eliminado el riesgo de derrumbes en las distintas zonas del castillo. Para ello, los operarios determinarán la posibilidad de rotura en cada espacio y procederán al cosido de las grietas y la sujeción mediante mallas, con el empleo de áridos propios de la zona para minimizar el impacto visual de los trabajos.

El responsable de Patrimonio, Andreu Salom, aseguró ayer que la intención de la Diputació es «seguir invirtiendo en el castillo de Corbera» con el objetivo de «recuperar el uso de una fortaleza con un gran valor histórico y arqueológico y que a nivel turístico tiene un gran potencial para la comarca». Asimismo, apuntó que la máxima prioridad será «la conservación con las mínimas intervenciones necesarias para no dañar el rico patrimonio arqueológico, que en un futuro será visitable en museos y en el mismo recinto del castillo una vez completada su rehabilitación». Por su parte, la de Cultura de Corbera y diputada provincial, Mentxu Balaguer, destacó que el ayuntamiento «lleva once años de trabajo constante» para garantizar el mejor estado posible para el castillo. «Es una muy buena noticia para nuestro pueblo y la comarca, ya que implicará seguir avanzando en la conservación de la fortaleza», comentó a continuación.

Compartir el artículo

stats