Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alzira acoge un pleno del Consell Valencià de Cultura 20 años después

El ente consultivo reconoce con su presencia el lunes la designación de la ciudad como capital cultural valenciana de municipios grandes

Grisolía y miembros del CVC, en el pleno celebrado en marzo en l’Alcora. | CONSELL CULTURA

El Consell Valencià de Cultura (CVC) regresará el próximo lunes a Alzira para celebrar un pleno veinte años después del primer y único precedente, en un gesto de reconocimiento por la designación de la ciudad como Capital Cultural Valenciana de municipios de más de 5.000 habitantes por parte de la Generalitat.

El pleno que tuvo lugar el 26 de abril de 2002 fue el primero que este órgano consultivo convocaba en la Ribera y el del lunes será el sexto ya que, Algemesí en 2005, Guadassuar en 2010, l’Alcúdia en 2012 y de nuevo Algemesí en 2016, han acogido alguna de las sesiones que este órgano consultivo programa con carácter mensual.

Como sucedió hace veinte años, los miembros del Consell Valencià de Cultura también tendrán la ocasión de visitar el paraje de la Murta al finalizar la reunión, donde muy poco se ha avanzado desde aquel momento y la reivindicación del entonces alcalde, Pedro Grande, que alertaba del riesgo que corrían las ruinas del monasterio si no llegaban inversiones, la podría suscribir cualquiera de sus sucesores hasta el actual munícipe.

Diego Gómez encabezará el lunes la recepción oficial al presidente del Consell Valencià de Cultura, Santiago Grisolía, a la puerta del ayuntamiento, prevista para las 11. El salón noble acogerá poco después la celebración del pleno ordinario, con un único informe que se someterá a debate, el nivel de protección patrimonial del Convento de Santa Lucía de Elx para su declaración como Bien de Interés Cultural (BIC). Se trata de un conjunto conventual situado en el casco antiguo de esta ciudad, con más de 700 años de antigüedad, que ha pasado por diversas etapas constructivas y para el que el ayuntamiento ha solicitado la declaración de BIC.

El programa de la jornada contempla también la celebración de un pleno extraordinario a las 12,30, en el salón de la cuarta planta, en el que se incorporarán a la mesa presidencial tanto el alcalde de Alzira como el concejal de Cultura, Alfred Aranda. Se trata de una sesión abierta a las asociaciones locales y en la que tras las intervenciones de Diego Gómez y Santiago Grisolía se dará paso a la vicepresidenta del CVC, Dolors Pedrós, y a los presidentes de las diferentes comisiones, que explicarán el funcionamiento y los temas que tienen en estos momentos sobre la mesa. La visita a Alzira concluirá con un paseo de los miembros del CVC por el paraje natural de la Murta.

Desde el pleno celebrado hace justo veinte años, el Consell de Cultura ha emitido tres informes con una relación directa con Alzira. El primero de ellos atendía otra de las peticiones formuladas por Grande en 2002, relativa a la declaración de BIC del conjunto histórico de la Vila -en 2001 ya había emitido un informe sobre los restos de la primitiva iglesia de Santa Catalina- y con posterior ha respaldado la declaración como bien cultural de carácter inmaterial tanto de las Fallas como de la tamborada de Alzira.

Compartir el artículo

stats