Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La iglesia de Guadassuar sustituirá la cubierta para evitar la caída de cascotes

Se aconseja no disparar tracas durante las obras

El andamio y la sobrecubierta que protege la iglesia, ayer. | PERALES IBORRA

«Estamos como en una operación a corazón abierto». El símil del párroco de la iglesia de San Vicente Mártir de Guadassuar, Joan Sivera, responde al estado de las obras de sustitución de la cubierta del templo para eliminar el peso impropio que, según los técnicos, se encuentra en el origen de las llamativas grietas interiores y los desprendimientos que en los últimos años se han producido.

La iglesia de Guadassuar sustituirá la cubierta para evitar la caída de cascotes | HAC90 ARQUITECTES

La parroquia se ha cansado de esperar la llegada de ayudas públicas -Cultura llegó a licitar en febrero de 2011 un proyecto valorado en 489.602 € que nunca llegó a adjudicar por la crisis, aunque los problemas en la cubierta son incluso anteriores- y se ha embarcado en una intervención que supondrá una inversión de 887.089 euros entre la reconstrucción de la cubierta exterior y la rehabilitación del interior. La venta del Cine Patronato al ayuntamiento por 390.000 euros cubrirá una parte de la inversión. La parroquia ha solicitado un préstamo para pagar poco a poco el resto. Sivera destaca que el pueblo se está «volcando» con la parroquia.

La iglesia de Guadassuar sustituirá la cubierta para evitar la caída de cascotes |

«La situación era límite, no se trata de quede bonito, era una necesidad porque veías como las grietas iban a más y, sinceramente, tenía miedo. Han habido desprendimientos y no ha pasado nada, pero podía haber pasado», explica el sacerdote.

Los trabajos para sustituir el techo comenzaron hace algo más de un mes con la instalación del andamio y una sobrecubierta para proteger el templo en caso de lluvias y se han dividido en dos fases, lo que permite mantener abierta la iglesia al culto, aunque cerrando el uso a la zona que se encuentra en obra. El pasado fin de semana incluso se celebraron comuniones si bien el Ayuntamiento de Guadassuar solicitó encarecidamente que no se lanzaran petardos ni trancas en el entorno de la iglesia. Incluso el párroco únicamente activó las dos campanas pequeñas para evitar vibraciones inncesarias.

El arquitecto que dirige las obras, José Vicente Pascual, de Hac90 Arquitectes, comentó ayer que no hay que crear alarmismos y únicamente aplicar el sentido común. Según explica, para la construcción de la cubierta de teja inclinada en la última remodelación se hicieron unos tabiquillos que apoyan directamente sobre las bóvedas de la nave central «que están soportando un peso inadecuado e innecesario, que además no está bien repartido». Es uno de los factores de las grietas interiores, aunque no el único. La solución diseñada pasa por desmontar la cubierta existente, «eliminar todo el peso impropio que tienen las bóvedas, y para la nueva cubrición se instalarán unas cerchas metálicas que se apoyarán en los contrafuertes, sobre los que se repondrá el tejado». «Además de eliminar el sobrepeso impropio, las cargas se repartirán sobre los elementos que las tienen que soportar», agregó el técnico, mientras detallaba que una vez se solvente el problema estuctural y de humedades, se actuará en el interior para eliminar las grietas y recuperar la decoración.

José Vicente Pascual comentó que con la bóveda al descubierto por la parte superior «es cierto que puede dar la sensación de que se encuentra más debilitada, pero no es real porque lo único que hemos hecho de momento es quitarle el peso», por lo que defendió que la recomendación de no disparar tracas o de evitar el volteo de campanas es una medidas de precaución en esta fase de la obra. El proyecto también contempla reforzar las bóvedades por arriba con una capa de hormigón que contribuya a mejorar la resistencia, explicó.

Por fuera y por dentro. 1 Exterior de la bóveda central, sobre la que apoyan los tabiquillos que se están eliminando. F

2 Algunas de las grietas en el techo de la iglesia. F

Compartir el artículo

stats