Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El debate para proteger Alzira de las inundaciones llega al Congreso

Solicitan una partida concreta en los PGE de 2023

El barranco de la Casella en la intersección con la antigua carretera de Carcaixent que representa un cuello de botella. | PERALES IBORRA

La propuesta de asignar 26 millones de euros en los Presupuestos Generales del Estado del próximo año para proteger el núcleo urbano de Alzira de las inundaciones que provocan los barrancos ha llegado por primera vez al Congreso de los Diputados a través de dos proposiciones no de ley presentadas por el Partido Popular y Compromís, que recogen el acuerdo unánime que en mayo adoptó la corporación a instancias de la Federació d’Associacions de Veïns (FAAVV).

El trabajo de esta entidad que en los últimos meses ha invitado a parlamentarios de las diferentes fuerzas políticas a visitar Alzira para que visibilizaran «in situ» la amenaza que representa el barranco de la Casella por la estrechez del actual puente de la antigua carretera de Carcaixent -el popular Vicente Betoret y el nacionalista Joan Baldoví fueron dos de los diputados que atendieron la llamada de la federación vecinal- se ha traducido en estas dos proposiciones no de ley que se debatirán en la Comisión de Transición Ecológica y Reto Demográfico de la Cámara Baja, según informó ayer la FAAVV, que aspira a que se repita en el foro parlamentario el consenso alcanzado en Alzira de forma que el Congreso inste al Gobierno central a consignar una partida finalista que permita acometer las actuaciones planteadas por la empresa Typsa en el estudio de alternativas para reducir el riesgo de inundaciones en la Ribera que le encargó la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ).

El importe de 26 millones es la estimación en que el estudio cifra la inversión requerida para ampliar el barranco de la Casella desde la Tancà de Sant Antoni hasta su desembocadura en el Xúquer; remodelar el enlace de la CV-50 con la CV-41 (antigua carretera de Carcaixent) con la construcción de una rotonda que distribuiría el tráfico y elevaría la cota al nivel de las motas de protección, y regenerar los terrenos del frustrado centro comercial, que según incide la federación, ya actúan como un tanque de tormentas, para que se puedan disfrutar como un parque urbano. Tanto el Partido Popular como Compromís asumen todos los puntos de la propuesta de la FAAVV que aprobó por unanimidad el Ayuntamiento de Alzira, si bien en el caso de la proposición que firma la portavoz del grupo popular, Cuca Gamarra, junto a los diputados valencianos del PP, añade como novedad que la remodelación del enlace entre la CV-41 con la CV-50 garantice el acceso a la antigua carretera de Carcaixent desde la CV-50 «manteniendo con ello el acceso al polígono industrial de Materna».

La FAAVV destacó ayer que los diputados Vicente Betoret y Joan Baldoví coincidieron en señalar en sus respectivas visitas a Alzira que si los partidos representados en el ayuntamiento se ponían de acuerdo en una solución sería fácil defenderla en el Congreso y señaló que del consenso que se «sembró» en aquellas visitas «brotó» tanto el acuerdo unánime de la corporación en el pleno de mayo como estas dos proposiciones no de ley. Se da la circunstancia que Compromís también reclamó fondos a través de enmiendas a los presupuestos de 2022 para proteger Alzira de las inundaciones que fueron rechazadas.

La federación vecinal emplaza al resto de partidos a sumar votos

La Federació d’Associacions de Veïns d’Alzira agradeció ayer este primer paso en busca de una solución a la amenaza que representan los barrancos para la ciudad, aunque señaló que espera más avances. El barranco de la Casella es actualmente el mayor peligro ya que en él confluyen las escorrentías de los valles de la Casella y Aigües Vives, así los torrentes de la cuenca este que provocan las inundaciones en los barrios de Les Basses y l’Alquenència, y tiene un cuello de botella en el puente de la antigua carretera de Carcaixent ya que únicamente permite el paso de 70 mts3/sg cuando los técnicos consideran que debería permitir el paso de 480. La FAAVV animó al resto de partidos representados en el ayuntamiento a que «redoblen» sus gestiones para implicar a sus diputados al objeto de obtener los votos necesarios que permitan incorporar a los PGE de 2023 esta partida finalista.

Compartir el artículo

stats