Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alginet culpa a la CHJ de futuras inundaciones por la suciedad de los barrancos

El alcalde insiste en la necesidad de actuar con urgencia para reducir el riesgo durante episodios de lluvias ante el avance de cañas y maleza

Un barranco de Alginet, repleto de maleza. | LEVANTE-EMV

El alcalde de Alginet, José Vicente Alemany, acusó ayer a la Confederación Hidrográfica del Júcar de «dejadez» ante la «deplorable situación» que presentan los barrancos de la localidad. Reclamó, nuevamente, una actuación urgente.

Alemany se ha mostrado muy crítico durante los últimos meses con la gestión de la CHJ. En mayo, ya tachó de «injustas» las sanciones por un total de 25.000 euros al consistorio por reparar con hormigón dos tramos urbanos de los barrancos del Senyor y Belenguera -también conocido como de la Forca-, como avanzó Levante-EMV. Ya entonces, denunció que los barrancos representan la principal amenaza para el núcleo urbano y recordó que la propia CHJ redactó en la época de Juan José Moragues unos proyectos para desviar estos torrentes, una medida en la que ayer insistió de nuevo. «Es lamentable que desde la CHJ no se realicen ya las obras de desvío de los barrancos y que a día de hoy se encuentren en una situación tan deplorable», manifestó.

De igual modo, Alemany insistió en que la imagen que presentan los barrancos en la actualidad es de suciedad absoluta, pues están repletos de cañas. «En caso de fuertes lluvias, podríamos vivir de nuevo un episodio de inundaciones como las ocurridas hace dos años», comentó el alcalde de Alginet. Su queja, hace varios meses, fue todavía más contundente: «Desde el año 1979 que estoy -en política- no han limpiado nunca ningún barranco aquí y eso que hemos tenido tres veces la declaración de zona catastrófica y una cuarta también, como la de noviembre, con lluvias muy intensas».

Preocupación

Además, Alemany subrayó que la limpieza de los barrancos del interior del casco urbano «son competencia municipal», por lo que no estaba preocupado por este aspecto concreto. La situación cambia, sin embargo, a medida que uno se aleja de la población. «Aquí lo hacemos nosotros. Lo que me preocupa, y mucho, es la situación actual de los barrancos de las afueras de la localidad, ya que están obstruidos por cañas y árboles. Si llueve con fuerza, volveremos a sufrir inundaciones en nuestro pueblo y la CHJ no ha enviado a nadie a limpiar nada», expresó. Por todo ello, reclamó actuaciones que subsanen «la dejadez de la CHJ» en el municipio.

La CHJ otorga cinco autorizaciones para conservar cauces

La Confederación Hidrográfica del Júcar ha otorgado durante el segundo trimestre del año en curso, 2022, un total de 53 autorizaciones para realizar actuaciones de mantenimiento y conservación de cauces, cinco de ellas en la Ribera: Antella, Castelló, Cotes, Gavarda y Polinyà.Estas actuaciones las realizarán principalmente las administraciones locales, y consistirán en retirada de elementos obstructivos, desbroces de vegetación invasora y otros trabajos menores.

Compartir el artículo

stats