Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos minutos que pueden salvar una vida

La Cruz Roja realiza con éxito un simulacro de salvamento en las playas de Sueca

Un momento del simulacro de Cruz Roja en la playa de Sueca. | LEVANTE-EMV

Muchas veces el tiempo es clave para salvar una vida, sobre todo, si el suceso ocurre en el mar. Aunque para los familiares y allegados de la víctima, los minutos se llenan de incertidumbre y se convierten en horas, para los cuerpos de salvamento este tiempo es oro, por lo que deben actuar a contrarreloj.

El tiempo máximo para salvar a una persona de morir ahogada no puede superar los cuatro minutos desde que se detecta la alarma hasta que se traslada al ahogado a un lugar seguro.

Sin embargo, Cruz Roja en Cullera ha superado este tiempo con muy buena nota. Dos minutos y trece segundos es el tiempo que ha tardado el equipo de inspección en completar el simulacro de ahogamiento en la playa del Pouet-la Lastra, en Sueca.

Esta prueba evalúa la eficacia de los guardacostas locales y forma parte del protocolo de control de calidad de cobertura de playas. El vicepresidente de Cruz Roja, Pedro Redón, ha explicado que el objetivo de esta actividad es ofrecer el mejor servicio a los ciudadanos para que se encuentren más protegidos cuando acuden a pasar el día en la playa.

Miembros de la corporación local y agentes policiales estuvieron presentes durante el simulacro.

El concejal de Servicios Municipales de Sueca, Joan Carles Vázquez, quiso destacar las mejoras respecto al personal de guardacostas en la playa de la localidad. «Este año estamos evaluando las mejoras que hemos aplicado como puede ser el aumento de las horas de vigilancia de costas o el número de socorristas con el objetivo de que siempre haya gente en las torres de vigilancia para evitar tragedias».

Por su parte, el alcalde de Sueca, Dimas Vázquez, avanzó las próximas mejoras y hasta cuando estará operativo el servicio de protección de costas. «Nuestro objetivo es actualizar las torres de vigilancia para el año que viene. En cuanto a los guardacostas, la ciudadanía contará con todo este servicio hasta el próximo15 de septiembre y después se mantendrá los fines de semana mientras haga buen tiempo. Queremos agradecer la tarea de protección que realiza Cruz Roja todos los años en nuestras playas», expresó la primera autoridad municipal.

Por último, el concejal de Seguridad Ciudadana del consistorio, Carlos Ramírez, destacó el papel de la Policía Local en las tareas de salvamento. «Siempre intentamos obtener el menor tiempo de reacción. La Policía Local, a través del 112 o de la misma Cruz Roja, puede actuar en el supuesto de que los equipos de salvamento no puedan trabajar rápidamente o dando acceso a las ambulancias», ha afirmado.

Compartir el artículo

stats