Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alzira retirará 15 años después el asfaltado del barranco de la Casella

La CHJ exigía devolver el cauce al estado anterior y vio insuficiente el fresado para reducir la capa de hormigón

Uno de los tramos hormigonados del barranco de la Casella. | PERALES IBORRA

El Ayuntamiento de Alzira retirará finalmente el hormigón con el que en el año 2007 acondicionó el camino que discurre junto al barranco de la Casella -y en algunos puntos por dentro de él- en cumplimiento de la resolución de la Confederación Hidrográfica del Júcar, que no reconoce la existencia del camino y ordenó la reposición del cauce a su estado anterior. El fresado mecánico que realizó el ayuntamiento a finales de 2014 para rebajar el espesor del hormigón fue valorado como insuficiente por la CHJ, que ha impuesto al consistorio diferentes sanciones por estas obras.

La retirada del hormigón y la mejora con material propio del barranco de aquellos tramos por los que actualmente resulta más difícil transitar son algunas de las obras que el consistorio prevé acometer con la partida de 100.000 euros que, procedente del remanente del año anterior, se dedicará a la limpieza y adecuación de caminos. El consistorio ha recabado la autorización de la CHJ para limpiar tanto la zona del Pont de Xàtiva como el barranco de la Murta para favorecer el desagüe en caso de fuertes lluvias. También tiene previsto mejorar el camino de la umbría de la Murta.

Mejora del Camí de Maranyent

Por otra parte, la Conselleria de Agricultura y Desarrollo Rural ha concedido una subvención de 273.000 euros para la ampliación por los laterales y reparación del firme de un tramo de dos kilómetros del Camí de Maranyent, desde la huerta hasta la autovía, según explicó ayer el alcalde de Alzira, Diego Gómez, mientras señalaba que se trata de una vía muy utilizada por los agricultores que se encuentra muy deteriorada.

Compartir el artículo

stats