Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Xùquer Viu ve hipotecada la Albufera por el trasvase durante diez años al Vinalopó

Cauce del Xúquer, a su paso por la Ribera Perales Iborra

La Confederación Hidrográfica del Júcar está tramitando un convenio con la Junta Central de Usuarios del Vinalopó, Marina Baixa y Alicantino que aseguraría agua del Júcar en el Vinalopó durante los próximos 10 años. Para la Confederación se trataría de una “senda de crecimiento” que, según los datos publicados, empezaría con el envío de 7’9 hm³ en 2023 para finalizar los últimos 6 años trasvasando 34’1 hm³ cada año, una cantidad muy superior a la que se ha trasvasado estos últimos años. En total 278’2 hm³. Este convenio fue aprobado el pasado 29 de septiembre por la Junta del Vinalopó. 

La filosofía del trasvase en el Vinalopó que siempre se ha defendido desde el Júcar, es que fuera “a sobrantes”, es decir que la cantidad a trasvasar dependería de los sobrantes del Júcar, en cuanto que las necesidades ambientales y de riego estuvieron suficientemente cubiertas. Esto es el que en el Plan Hidrológico se denomina como excedentes. 

Xúquer Viu interpreta que estos sobrantes, no pueden prefijarse en un convenio a 10 años, sino que tienen que establecerse, como ha ocurrido hasta ahora, año a año, dependiendo de la situación del río. Establecer en un convenio unas cantidades determinadas, rompe con este principio de trasvase “a sobrantes”, despertando unas expectativas entre los usuarios de la cuenca receptora, que en caso de que no se pudieron cumplir generaría conflictos, como pasa con el Tajo-Segura, según alerta Xúquer Viu. 

El colectivo ambientalista, que siempre ha afirmado que en el Júcar no le sobra agua, considera irresponsable esta propuesta ante el cambio climático, que supone una reducción de las precipitaciones que se agudizará en los próximos años. El hecho de que las abundantes lluvias de esta primavera nos hayan permitido contar con abundante agua, no puede hacernos olvidar que la situación de sequía que están viviendo otras cuencas se dará en el Júcar con mucha probabilidad en un futuro próximo. 

La actual situación de sobreexplotación del Júcar y sus sistemas asociados, como la Albufera, hacen imposible cualquier transferencia periódica de agua a otras cuencas sin poner en peligro su propia supervivencia, defiende Xúquer Viu. "Es de todo punto inaceptable que el caudal ambiental de los 4 últimos km del río, a partir del punto de los trasvase al azud de la Marquesa, sea completamente ridículo e insuficiente para el río más importante de los valencianos y valencianas. Tan solo 0‘5 m³/segundo, un 1% del que lleva el río en régimen natural. Este exiguo caudal del estuario está muy relacionado al garantizar caudal suficiente para llevarse en el Vinalopó", subraya la asociación. 

Compartir el artículo

stats