Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La edil de Ròtova dice que la bandera franquista «la puso un familiar» y el PP evita sancionarla

La edil de Ròtova dice que la bandera franquista «la puso un familiar» y el PP evita sancionarla

La edil de Ròtova dice que la bandera franquista «la puso un familiar» y el PP evita sancionarla

El Partido Popular no abrirá ningún expediente disciplinar contra María Luisa Cócera, la concejala de Ròtova que la semana pasada colocó una bandera franquista en el balcón de su casa para animar a la selección española de fútbol.

Mientras que el PP de Ròtova y de la Safor guardaron silencio y evitaron pronunciarse sobre este hecho, la dirección provincial anunció que, después de haber hablado con la afectada, no se aplicará ninguna sanción ni se solicitará la dimisión como concejala.

Una portavoz del partido indicó que cuando se le solicitó que aclarara lo sucedido, Cócera se escudó en que la bandera ni siquiera la había puesto ella, sino un miembro de su familia. El PP considera que la exhibición de esa bandera es «un hecho lamentable», pero se cree la versión de la concejala de que «no había ninguna intencionalidad política» cuando se puso en el balcón de su casa, y también que fue la propia concejala rotovense la que procedió a quitar la enseña de España que fue oficial durante la dictadura franquista.

El PP ya ha trasladado al presidente provincial, Alfonso Rus, estas explicaciones y se da por satisfecho, evitando así que se le abra un expediente o que se exija al alcalde, Antonio García, que expulse a María Luisa Cócera del grupo municipal en el ayuntamiento.

Política de condescendencia

En esta forma de proceder, el PP no ha sorprendido porque actuó de la misma manera con las otras personas que han sido sorprendidas luciendo símbolos o banderas de regímenes dictatoriales e incluso que incitan a la violencia.

Después de que salieran a la luz varios de esos ejemplos, la dirección nacional del PP se tomó tiempo, optó por la condescendencia y dijo que abriría expedientes, pero a día de hoy ninguno de los afectados ha recibido sanción alguna.

Compartir el artículo

stats